Michael Kohlhaas, inquebrantable sentido de la justicia

Festival de Cine Europeo
Un comerciante de caballos va a venderlos al mercado. Allí es víctima de una injusticia cuando cuando un barón feudal y sus hombres aprovechan su poder para engañarlo y maltratar a dos de sus mejores piezas equinas. Michael Kohlhaas, el mercader, comenzará una enfervorizada lucha por conseguir que se restablezca su honor y se le devuelvan sus caballos en perfecto estado. Hasta tal punto llegará su tenaz batalla que la tragedia acabará destruyendo la apacible vida de la que entonces gozaba. Puede que lo pierda todo, pero su honradez y moral quedarán intactas.

Michael KohlhaasLa siempre inquietante presencia de Mads Mikkelsen funciona a la perfección en este duro y obstinado personaje de Michael Kohlhaas, aunque por mucho empeño que ponga es difícil sentir la conexión necesaria con la psicología de este héroe de la Edad Media. Se agrade el esfuerzo por hacer un cine histórico más allá de los tics comunes de este género (véase Braveheart), pero pese a la conseguida atmósfera, los gélidos paisajes y la sucia ambientación no logra emocionar en ningún instante.

PROYECCIONES
15-nov P. Armas 1-2-3 / 22:30

Deja un comentario

You May Also Like

Marvel, del papel a la pantalla: Spider-Man 2 (2004)

Incluso meses antes de que se estrenase la primera parte, Sony ya tenía puesta la fecha para el estreno de la segunda parte de Spiderman. A pesar de que todo…
Ver entrada

Primavera en Normandía, la tentación vive al lado

¡Llegan nuevos vecinos! ¡Esas personas van a entrar en mi vida poniéndola patas arriba! Esto es lo que debió pensar el ex-parisino Martin Joubert cuando vio llegar a la bella…
Ver entrada

Festival de Málaga: No llores, vuela

Una norteamericana, un irlandés y una francesa protagonizan una película escrita y dirigida por una peruana y hablada en inglés. Este largometraje sirve para inaugurar el Festival de Cine Español de Málaga, porque hay varios productores españoles implicados en el tema. Lo sé, esto empieza como un chiste malo, pero es que ha sido difícil intentar empezar esta crítica sin mencionar la escasa condición española de No llores, vuela. Entiendo que la elección de esta película tenga la intención de atraer las miradas hacia el festival con una producción compuesta por actores internacionales (que por cierto no han venido a presentar la película). Pero opino que lo deseable hubiese sido compensar y dar aire a alguna otra película más necesitada de focos, sobre todo cuando la clausura también estará protagonizada por el idioma de Robert Duvall. Pero bueno, vayamos a la película.
Ver entrada