Maniac, mal rollo con mucho estilo

Cuando vi que Maniac había sido seleccionada para el pasado Festival de Sitges me llamó mucho la atención el proyecto. Estamos hablando de un remake de una película de 1980 con un guión de (entre otros) mi querido Alexandre Aja y protagonizada por uno de los más menospreciados actores del panorama actual, Elijah Wood.

El punto fuerte de Maniac entre otras cosas es que está contada en primera persona, estamos dentro de la mente del asesino, que se suele decir. Esto que podría parecer un coñazo por masivo uso de la cámara subjetiva, aquí funciona de verdad y hace que la historia tenga un punto extra. Además de esto el cuidado detalle por la estética que han tenido en esta película hace que goce de un buen gusto muy interesante.

A Elijah Wood, pese a que apenas lo vemos (solo en reflejos de espejos y cosas así) está sublime, dándole un toque muy malrollero al protagonista. El actor ha sabido estar a la altura del personaje y con su interpretación nos muestra a un personaje muy roto, un ser totalmente ido, un verdadero maníaco.

Otro punto a tener en cuenta es que no han escatimado en gore. Al ser una película menor que no está pensada para llenar salas no han escatimado en detalles e incluso a alguno habrá que pueda resultarle desagradable. A mi, como ya dejé constancia en el podcast sobre películas de mal rollo tengo que reconocer que me gusta cuando se recrean en este tipo de escenas.

A ratos la película me recordó a Henry, retrato de un asesino. Esos paseos en coches y esa música de fondo (por no hablar del final, para no destriparos nada) me hace pensar que tiene una referencia más que en esta otra película.

maniac

Otro punto muy positivo de Maniac es su duración, apenas una hora y media. Creo que la historia se desarrolla perfectamente en este tiempo y no se para en contar detalles estúpidos con tal de rellenar metraje. Esta es la lacra más importante que asola al cine hoy día y se agradece cuando una película tan cortita funciona tan bien.

Mi recomendación es que la veáis si tenéis oportunidad, en algún festival o de la manera que queráis y la disfrutéis como yo he hecho.

Deja un comentario

You May Also Like

Richard Jewell, o la virtud de contar la verdad

Procuro en la medida de lo posible ir al cine sin saber siquiera el argumento. A lo sumo me fijo si ha gustado o no, pero nada más. Es la…
Ver entrada

Eternal, en busca de la inmortalidad

El cine ha recurrido en numerosas ocasiones al viejo tema de la inmortalidad, ya sea a través de aventuras de acción como la saga de Los Inmortales, en clave de…
Ver entrada

El libro de la vida, montaña rusa de colores mexicanos

El cine de animación a veces nos sorprende con algunos ejemplos que precisamente se alejan de los estereotipos más clásicos. En este caso, El libro de la vida cumple con esta norma.…
Ver entrada