Lilting o el dolor con la pérdida de lo que amamos

Lilting es el primer largometraje de Hong Khaou (Nom Pen, Camboya, 1975) con el que obtuvo una nominación para los BAFTA y consiguió ganar en el de del año pasado el premio a la mejor fotografía.

Junn (Pei-Pei Cheng) es una anciana china que está en una residencia de ancianos de donde nadie entiende lo que dice porque ella no habla inglés y allí nadie entiende ningún idioma de los que ella habla. Su hijo Kai (Andrew Leung) ha fallecido recientemente y era con el único con el que se podía comunicar. Pero estando en la residencia conoce a Alan (Peter Bowles) y entre ellos comienza una historia de amor.

Lilting

Aunque Junn no lo sabía, su hijo Kai era homosexual y vivía con Richard (Ben Whishaw) y por ese motivo su hijo decidió que era mejor que permaneciera en la residencia en lugar de vivir con ellos. En la primera visita de Richard a la residencia observará las dificultades de comunicación que tiene Junn con Alan, por lo que decidirá llevar a una intérprete, Vann (Naomi Christie), para que estos puedan llegar a conocerse.

La delicada cámara de Hong Khaou logra en apenas 86 minutos construir un mundo en el que a veces las palabras son lo menos importante y en el que por encima de todos sobresale el papel de Pei-Pei Cheng como Junn, que consigue trasmitirnos con sus gestos y su mirada más que muchos actores con todas las palabras del mundo.

Lilting es una sobre la soledad, sobre las dificultades de comunicación en el mundo contemporáneo, el problema de la en las culturas no occidentales y, por encima de todo, sobre el gran dolor que genera la pérdida de aquello que amamos.

0 comments
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

You May Also Like

La suerte de los Logan, el divertido regreso de Soderbergh al «White Trash»

Steven Soderbergh es sin duda un maestro del cine de entretenimiento popular en sí mismo. Historias de personas corrientes con problemas comunes que, en cierto momento de crisis, el azar…
Ver entrada

Festival de Málaga 2019: «522. Un gato, un chino y mi padre», sí, ese es el título.

No, no es el comienzo de un chiste. 522 son los pasos que Georgina puede dar antes de sufrir una crisis; el gato, su compañero y protector; el chino, su…
Ver entrada

Siete deseos, maldita cajita china

Deseo que, por favor, un film de terror me sorprenda. No será esta vez. De nuevo vuelvo a ver lo de siempre pero bastante peor. En Siete deseos no hay…
Ver entrada