Les salauds, esquinado y enfermizo film noir

Festival de Cine Europeo

Hay en Les Salauds una intención constante de convertir lo que podría ser una convencional película de cine negro en algo más abyecto y esquinado. La historia de este antihéroe (Vincent Lindon) que deja su auto impuesto destierro en alta mar para subsanar un oscuro suceso familiar no se aferra en ningún momento al camino fácil, ni a la complacencia con el espectador. El esfuerzo que se debe emplear en recomponer las piezas de este puzzle siniestro y en avanzar por este elíptico laberinto es evidente, pero la recompensa que se obtiene por dejarse llevar por unas turbias aguas parisinas es significativa.

La fatídica progresión que va tomando la película cobra matices más perversos gracias a la banda sonora de Tindersticks. El relato de venganza se desfigura, y se revela como una pesadilla de corrupción y depravación donde nadie conserva ni un ápice de humanidad.

Les salauds

Me interesa pues en Les Salauds la forma, el objetivo renovador y la atmósfera. Lo que a manos de cualquier otro director podría convertirse en artilugio plano y del montón, se transforma bajo la dirección de la francesa Claire Denis en un suculento y estilizado banquete de cine negro.

PUEDES VER LOS CANALLAS EN EL FILMIN MUSIC FESTIVAL 2014

Deja un comentario

You May Also Like

Sitges 2016: THE NEON DEMON, la belleza no lo es todo

“Beauty is not everything, is the only thing”. Con este lema presentaba Nicolas Winding Refn en Sitges a través de una grabación casera su última y esperada película, The neon…
Ver entrada

Corazón silencioso, la decisión de mi vida

Bille August, famoso director de la oscarizada Pelle el Conquistador, visita nuestra cartelera este fin de semana para presentarnos su último trabajo. Corazón silencioso es una película que aborda el…
Ver entrada

Wonder Woman y el conformismo

Batman V Superman: El amanecer de la justicia dió autenticos rodeos para llegar al mismo punto. La experiencia podría haber sido mucho más profunda con menos florituras y sin tanta trama…
Ver entrada