Legado en los huesos, a vueltas con el cliffhanger

Como esto ha gustado ¡vamos a repetirlo! debió pensar Fernando González Molina cuando se enteró de que la adaptación al cine de la primera parte de la Trilogía del Baztán se había convertido en un éxito inesperado en el 2017. Esa mezcla de folletín detectivesco y serial cinematográfico, deudor del cine antiguo, con holgado modesto presupuesto que seguía la moda de Islas mínimas y casos policíacos ambientados en espacios rurales se merecía una o dos continuaciones y ahora, este fin de semana nos damos de bruces con la primera, un Legado en los huesos que es más grande, más dura y más misteriosa. Esto que en principio debería ser bueno no lo es tanto ¡y me explico! El guardián invisible jugaba con un solo asesino descubierto en un final trepidante, ahora parece que hay más, antes los secundarios eran presentados y descritos con un brochazo ahora algunos se atreven a ocupar espacios que no les pertenecen y desplazar a la inspectora Salazar unos cuantos metros más allá. Esta parece estar más pendiente de su hijo recién nacido que del caso o casos en los que mete la patita y disfrutar de una maternidad que rivaliza con su trabajo alejándole un poquito de su pareja. Aprovechándose de dicha circunstancia personajes sorpresa o con pocas líneas en anteriores aventuras van a relatarnos nuevas historias de vida menos interesantes, más casuals.

Legado en los huesos

¿Volvemos de nuevo a Elizondo? Sí, pero con matices. El pueblo de Legado en los huesos ya no es ese personaje en la sombra o el Castle Rock de Stephen King que parece tener corazón y que vive en boca de Amaia, sus hermanas o su tía. Ha dado paso a otros muchos lugares menos fantásticos pero igual de enfermos como el lugar donde estudian a su alocada madre hombres de fe como el Padre Sarasola, aquí interpretado por Imanol Arias. La linea recta y simple que marcaba el camino en la anterior película paseándose sobre calles empedradas aquí se divide en varias curvas con una sola entrada pero con múltiples salidas. La historia del basajaun ya ha quedado atrás, ahora le toca el turno a Tártalo o aquelarres de brujas en los que se sacrifican bebés en cuevas o se adora al Demonio, un enfermizo mal personificado en Rosario, la madre enferma de Amaia y sus vástagos o adoradores que andan diseminados por el país.

Si conseguimos no perdernos entre revelaciones con importancia, recuerdos y secretos difuminados de un pasado que fue peor alcanzando la última orilla, después de atravesar los muchos meandros de ese río llamado Legado en los huesos, acabaremos enfrentándonos al último enemigo que nos queda pero también al peor. Las nubes presagian no solo una tormenta tras la calma sino toda una multitud de ellas, calando en los huesos, llevándose lo que más queremos o lo que siempre quisimos olvidar, un cliffhanger que nos vuelve a dejar muy claro el tipo de producto que estamos consumiendo y que seguramente tenía en mente Dolores Redondo cuando lo escribió.

Legado en los huesos

Esta nueva Mia Farrow que vigila la cuna en donde duerme su hijo, vela por sus sueños y le protege de la maldad humana no dudará en usar sus poderes para tales menesteres aunque esto suponga enfrentarse a su sangre tirando el guante en un duelo empatado. 

Nunca me ha gustado que una misma tarta se divida en partes más pequeñas, viendo los malditos CONTINUARÁ en pantalla que te dejan en stand by. Lo bueno es que la espera no va a durar mucho, ya que se han rodado este y el tercer largometraje juntos. El director navarro podrá finalizar las aventuras de la joven inspectora y nosotros descansar después de la ofrenda en la tormenta.

Legado en los huesos (2019, Fernando González Molina) ⭐️⭐️

Legado en los huesos (2019) Crime, Thriller | 1h 59min | 5 December 2019 (Spain) 6.7
Director: Fernando González MolinaWriters: Luiso Berdejo, Dolores RedondoStars: Leonardo Sbaraglia, Colin McFarlane, Marta EturaSummary: Inspector Amaia Salazar must return to the Baztan valley in order to solve a series of suicides that seem to follow a similar pattern.

Photos


See all photos >>