La pasión de Port Talbot, teatro filmado de vanguardia

Con algo de retraso, la película es de 2012 y la Semana Santa pasó ya, llegó el pasado viernes a nuestras carteleras La pasión de Port Talbot, atípica versión de la Pasión de Cristo basada en la novela The gospel of us de Owen Sheers y llevada a “la escena” por Michael Sheen en 2011.

La pasión de Port Talbot

Lo de “la escena” es necesario que sea puesto entre comillas ya que lo que hicieron el actor Michael Sheen y el director Dave McKean fue poner en pie el texto durante cuatro días, con el apoyo del National Theatre de Gales y los habitantes de Port Talbot. Para ello usaron todos los espacios naturales que tuvo a su disposición en la localidad galesa construyendo una película que viaja entre el ejercicio de improvisación cinematográfico y el making-of sofisticado. De hecho, La pasión de Port Talbot está más cerca del ejercicio experimental de fusión de cine y teatro tal y como planteó Al Pacino en su más que recomendable Looking for Richard, que en una adaptación teatral al uso.

La estrategia de Sheen y McKean consiste en modernizar el relato de la Pasión de forma que encontramos a los secundarios habituales (Barrabás, Poncio Pilatos…). De esta forma, nos damos cuenta que los comportamientos humanos son perfectamente reconocibles independientemente de las épocas: el egoísmo, la ruindad y el espíritu de sacrificio siguen presentes en la historia, independientemente de que el formato sea más o menos vanguardista o actual.

La pasión de Port Talbot

La pasión de Port Talbot exige un esfuerzo por parte del espectador a la hora de hacer entendible su trama y en este sentido no ayudan ciertos pasajes de gran fuerza visual y metafórica. El carácter experimental de la película se hará cuesta arriba para muchos, pero es aun así un más que interesante ejercicio de maridaje teatro-cine donde cada uno de los artes tiene su sitio y lugar, demostrando que la idea del teatro filmado puede dar de sí más de lo que estamos acostumbrados. Y además, a los actores británicos siempre da gusto oirlos declamar.

Deja un comentario

You May Also Like

Sitges 2017: LA VILLANA (AK-NYEO), mucha caña y pocas nueces

Corea del Sur siempre es uno de los países con mayor presencia en el festival de Sitges. Las películas que suelen representar a este país son, la mayor parte de…
Ver entrada

Festival de San Sebastián 2017, Día 1 (Sección Oficial/Nuev@s Director@s): EL AUTOR, ALANIS, THE CHARMER e INMERSIÓN

EL AUTOR (Sección Oficial) *** Tras la sorprendente Caníbal había ganas de ver qué nos traía Manuel Martín Cuenca con su nueva película. La espera, traducida en El autor, ha valido la…
Ver entrada

Atómica, la espía que me aburrió

La caída del muro de Berlín en noviembre de 1989 fue el símbolo visible del final de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Hasta ese momento…
Ver entrada