La pasión de Port Talbot, teatro filmado de vanguardia

Con algo de retraso, la película es de 2012 y la Semana Santa pasó ya, llegó el pasado viernes a nuestras carteleras La pasión de Port Talbot, atípica versión de basada en la novela The gospel of us de Owen Sheers y llevada a “la escena” por en 2011.

La pasión de Port Talbot

Lo de “la escena” es necesario que sea puesto entre comillas ya que lo que hicieron el actor Michael Sheen y el director fue poner en pie el texto durante cuatro días, con el apoyo del National Theatre de Gales y los habitantes de Port Talbot. Para ello usaron todos los espacios naturales que tuvo a su disposición en la localidad galesa construyendo una película que viaja entre el ejercicio de improvisación cinematográfico y el making-of sofisticado. De hecho, está más cerca del ejercicio experimental de fusión de cine y teatro tal y como planteó Al Pacino en su más que recomendable Looking for Richard, que en una adaptación teatral al uso.

La estrategia de Sheen y McKean consiste en modernizar el relato de la Pasión de forma que encontramos a los secundarios habituales (Barrabás, Poncio Pilatos…). De esta forma, nos damos cuenta que los comportamientos humanos son perfectamente reconocibles independientemente de las épocas: el egoísmo, la ruindad y el espíritu de sacrificio siguen presentes en la historia, independientemente de que el formato sea más o menos vanguardista o actual.

La pasión de Port Talbot

exige un esfuerzo por parte del espectador a la hora de hacer entendible su trama y en este sentido no ayudan ciertos pasajes de gran fuerza visual y metafórica. El carácter experimental de la película se hará cuesta arriba para muchos, pero es aun así un más que interesante ejercicio de maridaje teatro-cine donde cada uno de los artes tiene su sitio y lugar, demostrando que la idea del teatro filmado puede dar de sí más de lo que estamos acostumbrados. Y además, a los actores británicos siempre da gusto oirlos declamar.

Deja un comentario

You May Also Like

Sitges 2014: Maps to the stars, Cronenberg no se recupera

Hace bastantes años que Cronenberg no nos vuelve a deleitar con una de sus originales y disparatadas obras. Era un director que gozaba de un estilo único, especial, de autor,…
Ver entrada

Perros de presa, el hombre es un lobo para el hombre

Los retratos de niños y adolescentes durante el auge del nazismo y la II Guerra Mundial son casi un género en sí mismo. Dentro de él nos encontramos largometrajes tan…
Ver entrada

The Disaster Artist, el ritmo de la noche

Para quien no la conozca, The Room es uno de los desastres cinematográficos más anómalos y extrañamente disfrutables que se hayan rodado jamás. Poco puede decirse sobre ella que le…
Ver entrada