La Noche de Halloween, terror a lo que no vemos

La Noche de Halloween de John Carpenter es de esas películas que siempre merece la pena ver. Porque puede que no la hayas visto aunque creas que si. Su carga icónica es tal que hace que todo nos suene a ya visto anteriormente. Así, los gritos de la jovencita Jamie Lee Curtis, las parrafadas del calvo Doctor Loomiss, los andares del gigantón de la máscara blanca y la sintonía creada por el propio John Carpenter entraron por derecho propio en el Olimpo del cine deterror contemporáneo.

Si no has visto La Noche de Halloween puede que te lleves alguna que otra sorpresa. Sin tampoco entrar en muchos detalles, digamos que no es una película tan sangrienta como parece, violenta si, sangrienta no. Aquí es donde Carpenter juega con el espectador de forma muy inteligente. De forma terrorífica llenamos con nuestra imaginación los huecos de lo que no vemos. Donde creemos ver un chorro de sangre o un cuchillo clavándose, en realidad no hemos visto nada más que un primer plano de la careta de Myers. Y ese es el gran mérito de La Noche de Halloween, la sugestión sobre la explicitud.

Después está el corto pero intenso personaje del Doctor Loomis (personaje inicialmente ofrecido a Peter Cushing y Christopher Lee) interpretado por Donald Pleasence. Loomis lleva conociendo a Myers desde que tiene 6 años, sabe de los que es capaz y conoce el potencial de su maldad. Más miedo da oír hablar a Loomis sobre Myers que ver al propio asesino. Y de nuevo Carpenter nos mete el miedo en el cuerpo de la forma que menos nos esperamos. Con lo que imaginamos y no vemos.

Por último, destacar dos cosas: la frescura de una bella que debutaba en la gran pantalla y la pegadiza sintonía creada por Carpenter. La Noche de Halloween contó con un ínfimo presupuesto pero con un enorme talento cinematográfico y fue todo un éxito de taquilla que trajo consigo toda una serie de películas que nunca la superarían en calidad. En el fondo, a pesar de ser una película de 1978, destaca por una narración muy clásica aunque se la considere una de las pioneras del género conocido como slasher. En conclusión, La Noche de Halloween es una película de miedo de las de meter miedo, no de asco. Eso si tenéis ganas de pasar un mal rato, claro.

 

 

0 comments

Deja un comentario

You May Also Like

Sitges 2015: Slow West, el oeste no es para mi

Cada día se hace más raro ver una película de un género como el western. Desde hace años llegan con cuentagotas los ejemplos dedicados al Oeste americano y solo Quentin…
Ver entrada

Thor, los dioses acompañan a Branagh

Hay que reconocer que los de Marvel son listos. Para el que no lo sepa, desde Iron Man, Marvel produce sus propias películas, lo que quiere decir que tiene control…
Ver entrada

La historia de Marie Heurtin, el duro aprendizaje de la vida

Desde el país vecino nos visita un film que con seguridad no seducirá al gran público, sobre todo viendo que últimamente Francia no hace más que exportar a nuestro país…
Ver entrada