Festival Online Mujeres de Cine: “<3" + "Ainhoa, yo no soy esa"

El primer Festival Online de Mujeres de Cine está disponible a través de su página web, desde el 23 al 31 de marzo, siendo una opción más que recomendable para pasar estos días de aislamiento.

<3 de María Antón Cabot

“En el gotelé siempre hay sexo”. Así empieza <3, la ópera prima de María Antón Cabot con la que inauguramos el Festival Online de Mujeres de Cine. Dos amigas tienen una conversación sobre las relaciones y el sexo y nos presentan, de este modo, los temas que tratará la autora en el documental. Explorando las relaciones entre los jóvenes en la era de las redes sociales, la figura del móvil se convierte en el protagonista principal.

Festival Online Mujeres de Cine: <3 de María Antón Cabot

<3 es como dar un paseo por el parque del Retiro un domingo por la tarde mientras miramos a las personas con las que nos cruzamos y nos preguntamos quiénes serán o por qué están allí. La cámara se cuela en la vida privada de los desconocidos, a los que observa sin tapujos, quizás mientras se realiza estas mismas preguntas. El aura de tranquilidad que se respira en el parque, con el sonido de los pájaros de fondo, termina de crear la sensación de paz que otorga un tono poético a <3.

La autora rompe las reglas del documental observacional al preguntar directamente a los transeúntes sobre sus relaciones y su forma de entender el amor, grabando sus reacciones apenas sin cortes. Las miradas nerviosas, las mejillas sonrosadas y los movimientos de manos nos aseguran que se trata de jóvenes reales que están dispuestos a desvelar sus intimidades a la autora, lo que incrementa la sensación de incomodidad de aquel que está viendo algo que no le incumbe.

Ya sea con un beso demasiado apasionado, con una respuesta no muy convincente o con una mirada incómoda, la experiencia de ser espías en vidas ajenas aparece en excesivas ocasiones. Antón Cabot confía, quizás en demasía, en la solidez de los retratos que teje acerca de estos desconocidos.

Aunque la magia de <3 reside en su espontaneidad, es esa misma sensación de estar mirando algo que no debemos al más puro estilo Ventana indiscreta lo que no termina de funcionar. Ni siquiera el aura poética que mencionábamos, o la interesante mezcla de estilos documentales que emplea, salvan la obra de Antón Cabot de sus cuestionables decisiones.


Ainhoa, yo no soy esa de Carolina Astudillo Muñoz

Ainhoa, yo no soy esa, es la emotiva carta audiovisual que Carolina Astudillo Muñoz le dedica a Ainhoa Mata, a la que nunca conoció. A través de los vídeos caseros de la familia, los testimonios de sus seres más cercanos y los textos que la propia Ainhoa escribía en sus diarios, la chilena Astudillo Muñoz nos presenta la vida de una mujer que nos desvela sus mayores secretos tras su muerte.

Ainhoa, yo no soy esa de Carolina Astudillo Muñoz

Partiendo de esta idea, Astudillo nos introduce de lleno en la vida de una persona anónima a la que, tras 98 minutos, tenemos la sensación de conocer. Con un mundo interior inmenso, como así nos hacen llegar sus diarios, la voz que da vida a Ainhoa y nos acerca a sus pensamientos constituye uno de los puntos fuertes del film, al presentar a una mujer con una personalidad descomunal.

Astudillo hace un retrato no solo de Ainhoa, sino de todas las mujeres, donde temas como el aborto, la juventud, las relaciones sentimentales y la familia cobran sentido en un marco sorprendentemente actual.

El documental, gracias al tratamiento que hace de algunos de estos temas, interpela al espectador para hacerle sentir cómplice de sus testimonios, y si no consigues identificarte con algunos de los relatos de Ainhoa, sentir la pérdida de sus familiares, o recordar esa sensación de sentirse incomprendido en plena juventud, al menos podrás distinguir a alguno de tus conocidos en la propia Ainhoa y su forma de entender la vida.

Las imágenes de la vida personal de esta familia que quedan expuestas ante la pantalla, lejos de incomodar por su intimidad –de lo que podríamos acusar a <3– sirven para acercarnos a ellos, como la propia autora hace en el inicio al remarcar las coincidencias entre su vida y la de Ainhoa. Sin duda, un documental más que interesante por la manera en la que usa los vídeos caseros para aproximarse a una persona, que nos regala los mejores momentos gracias a los escritos de su protagonista.

Podéis seguir el Festival Online de Mujeres de Cine en Cine en Serio