el perdido

Festival de Málaga: EL PERDIDO, en busca de la civilización

El perdido de Christophe Farnarier es todo lo que le pedimos a la sección del de Málaga. Cine Español: riesgo y originalidad sin perder de vista cierto empaque, huyendo de propuestas excesivamente amateurs, no por presupuesto sino por talento.

el perdido

La película de Farnarier presenta a su protagonista al borde del suicido, escopeta en mano, en mitad de un bosque. Tras arrepentirse, el perdido comienza a deambular por la naturaleza buscando su sitio y, sobre todo, buscándose a sí mismo. Es en este calmado proceso de descubrimiento donde resido el gran valor de una película como El perdido. Bien es cierto que durante los primeros compases de la cinta nos encontraremos tan perdidos como el protagonista, intentando entender hacia donde quiere llega Farnarier: en poco ayuda la falta de diálogos y explicaciones para que el espectador se encuentre desamparado sin saber hacia donde nos quieren llevar.

Pero una vez vemos como el perdido va congraciándose con el entorno, va construyendo (en realidad recogiendo) pedazos de civilización (un huerto, una bici, un perro, una mujer…) todo cobra sentido y la película del realizador francés se revela como una aguda reflexión sobre aquello que nos hace humanos en medio de la naturaleza. Con mucha calma, eso sí.

Deja un comentario

You May Also Like

Prince Avalanche, el remake innecesario

Tenemos un problema con el cine indie americano, lo que una vez fue renovar el cine, ahora se ha transformado en una manera tediosa y aburrida de ver las cosas.…
Ver entrada

En el corazón del mar, un monstruo con nombre y apellido

Hay muchas historias basadas en libros famosos, en este caso un título de la literatura norteamericana del siglo XIX que se ha llevado a una pantalla de cine hace bastante…
Ver entrada

Dancer, el James Dean del ballet

Es raro que alguien abandone su sueño cuando lo está viviendo intensamente. Resulta extraño que una estrella como Sergei Polunin, primer bailarín de la Royal Ballet de Londres, deje la…
Ver entrada