Festival de Málaga: PACIENTE, la madre

Ya ha pasado un buen rato desde que hemos podido ver este en el de Málaga, y todavía no sabemos cómo calificarlo. En Paciente asistimos a la otra cara del cáncer, la de aquellos que acompañan pacientemente a los enfermos y cuyo pocas veces puede verse, en grandes pantallas o en otros circuitos; y es que estas víctimas silenciosas cobran vida en el de Jorge Caballero, gracias a Nubia Martínez podemos asistir sin tapujos a su viaje en el papel de su vida, el de madre total capaz de todo por su hija.

Paciente

Llama la atención que siempre veamos a Nubia, que abordará y abandonará el cuadro de la pantalla siempre, convirtiéndose en protagonista total, hasta tal punto que es su cara la única que prácticamente vemos durante los poco más de sesenta minutos de metraje. El estilo contemplativo al que nos enfrentamos, casi pornográfico, impide que podamos apartar la vista de él, convirtiéndonos en otro paciente más de esta larga espera, haciendo así que suframos cada uno de los actos burocráticos y de salud a los que se enfrentan sus protagonistas.

Sin duda alguna, un trabajo pequeño, lleno de cariño para comprender mejor la vida de los vivos, de aquellos que se quedan tras librar otro tipo de batalla contra el cáncer.

Deja un comentario

You May Also Like

Festival de Sevilla: The tribe, catálogo de crueldades

El director ucraniano Miroslav Slaboshpytskiy presenta en The tribe su particular homenaje al cine mudo mediante una historia protagonizada por adolescentes sordomudos. La mayor particularidad de la cinta es que…
Ver entrada

Festival de San Sebastián 2017, Día 2 (Proyecciones Especiales/Perlas): VISAGES VILLAGES y EN CUERPO Y ALMA

Una de las funciones básicas del cine es hacernos viajar donde nunca podremos viajar, ver lo que nunca podremos ver y hacernos sentir como creímos que nunca volveríamos a sentir.…
Ver entrada

Fancine 2017: BEFORE WE VANISH, words don’t come easy

«Explícamelo cómo si fuera un extraterrestre» es una expresión más común de lo que pensaba, y tiene su aquel. Si ya nos cuesta lo suyo entendernos entre nosotros mismos, ¿cómo…
Ver entrada