Festival de Málaga. CLUB DE REYES, la vida del Johnny

Lo que más sorprende del documental Club de Reyes es la puesta en escena de un relato triste, que en lugar de hundirse en un hara kiri de miseria y pérdidas, a través de los buenos momentos que se vivieron en el San Juan Evangelista.

Para los no iniciados – aquellos que vivimos en la Andalucía más profunda, en la que ‘colegio mayor’ era una serie de Jorge Sanz y Lola Baldrich – el San Juan Evangelista, más conocido como ‘El Johnny’, fue un colegio mayor de Madrid que durante años fue epicentro cultural de los últimos días del franquismo, esperanza en los años de la movida y realidad flamenca en los 90; siguiendo su recorrido hasta 2014 donde –debido a una reforma que no llegaba y a unos cambios en el rumbo cultural, por la típica privatización elitista de nuestros días– acabó cerrando y siendo ‘okupado’ por gente sin hogar.

Club de Reyes

Hasta aquí, un resumen torpe y de puntillas por la historia de este centro, que a su vez logró ser punto de partida para otras historias de grandes músicos, como Camarón–allí dio su último concierto– o Enrique Morente.

Su directora, Andrea Barrionuevo, nos conduce a través de un viaje emocional, haciéndonos saber que hubo un tiempo distinto, ni mejor ni peor, en el que cada momento de nuestra vida tenía música y podía ser único.

Tal vez no sea el mejor documental del mundo, en cuanto a técnica, pero sí es una historia necesaria que debía ser contada para todos los melómanos que viven más allá de los muros de la capital. Si tiene la oportunidad de ver este documental, hágalo, no lo dude, y conozca otro momento en el que la cultura estaba viva y podía sentirse en el teatro de un colegio mayor.

Deja un comentario

You May Also Like

La verdadera historia de la banda de Kelly, mugre y furia en la Australia del siglo XIX

El cineasta Justin Kurzel parece obsesionado con mostrarnos el lado más oscuro del alma humana, aquella donde anida la violencia y la muerte. Ya lo hizo en Los asesinos de…
Ver entrada

El irlandés, sic transit gloria mundi

En una residencia de ancianos (católica, por supuesto), Scorsese nos lleva de la mano marcando con la cámara los pasos que nos lleva hasta Frank. Al sentarnos junto al viejo…
Ver entrada

We are the best, las niñas punk que odian el deporte

Siguiendo la filosofía punk del do it yourself, dos amigas de unos 13 años deciden formar un grupo. Da igual que no sepan cantar ni tocar, están dispuestas a pasarlo…
Ver entrada