Festival de Madrid: PIENSA, OBSERVA Y RESPIRA, todo es posible

Comenzó el 25 Festival de Cine de Madrid FCM-PNR, el más antiguo en la capital, en la sala Berlanga y lo hizo a lo grande con Piensa, observa y respira, un de cine independiente de muy bajo presupuesto pero con grandes pretensiones, intentar mostrar a cuanto más público mejor, el trabajo que se realiza en la Fundación Alfa que trabaja con personas con discapacidad intelectual aquí en España. Cristina Alcázar, famosa directora por haber trabajado en televisión, se embarcó en un proyecto que comenzó a andar hace ya algún tiempo y que tuvo este viernes un nuevo capítulo con la exhibición de dicha película.

piensa, observa y respira

La idea era documentar a través de imágenes todo el trabajo que se realizaba en la preparación de una obra teatral, en concreto un , en donde participaban un grupo humano compuesto por personas con discapacidad intelectual y otro con actores profesionales, de muy diferentes edades. Un reto complicado que sin embargo salió a las mil maravillas cuando se estrenó en el Teatro Circo de Murcia el pasado 1 de mayo del 2013. La convivencia fue perfecta entre ambos grupos, ayudándose en todo y aprendiendo unos de otros. El duro trabajo de los ensayos al final dio sus frutos sobre el escenario con unos resultados que no dejarán indiferente a nadie.

Al final uno se da cuenta que la distancia que nos separa de ellos no es tan grande y que ambos compartimos valores y virtudes como la dedicación, el trabajo, las ganas e ilusión y el compromiso que nos hace responsables de nuestro éxito. El arte llevado al teatro, la profesionalidad demostrada sobre un escenario que respira nerviosismo pero a la vez vida, alegría y felicidad. Los profesores se convierten en alumnos, los estudiantes en maestros. Todos enseñan, todos aprenden expresando lo que son, lo que llevan dentro. Piensa, observa y respira respira pasión, piensa en positivo y observa a su alrededor como todo es posible, como los sueños pueden llegar a hacerse realidad. Una vivencia única e irrepetible con momentos alegres y divertidos, otros duros con premio y una lección de vida que no pasa desapercibida. El ojo de la cámara no miente, aquí todos ganan y nosotros somos testigos de este prodigio. Cine emergente al que le debemos una oportunidad.

1 comment

Deja un comentario

You May Also Like

DocumentaMadrid 2019: «El cuarto reino» y «Una corriente salvaje»

El  cuarto reino y Una corriente salvaje, películas presentes en la Competición Nacional de DocumentaMadrid 2019, parecen hermanadas por un común denominador: mostrar lugares donde las personas se refugian del…
Ver entrada

Fancine 2018: Monstrum, las costuras del cine

Una de las premisas del cine clásico norteamericano en los años dorados de Hollywood era que el espectador medio no se percatara de los artificios de la película. Ante todo,…
Ver entrada

Amanece en Edimburgo, otro simple musical

Cuando uno acaba de ver Amanece en Edimburgo acaba con un sabor agridulce entre los labios. El catalogado como Mama Mia del año acaba dejando mucho que desear. Y quizás…
Ver entrada