Festival de Sevilla: El país de las maravillas (Le meraviglie), aguijones de ternura

Muy grata sorpresa la de   El país de las maravillas, un pequeño cuento rural, retrato de adiós a la niñez y bienvenida al mundo moderno, que ofrece la directora italiana Alice Rohrwacher. Una familia apicultora trabaja en el campo intentando sacar adelante el arduo y artesanal trabajo de recolección y obtención de la miel. El inflexible y severo padre, rodeado de niñas y mujeres, intenta mantener su arcaica manera de capitanear un hogar mientras ve como su mano derecha e hija mayor está creciendo y comenzando a tener voz propia.

La historia de la pequeña heroína e involuntaria cabeza de familia Gelsomina es un delicado y sutil fresco sobre la perdida de la inocencia y la aceptación de la feminidad. El efecto que produce en ella la llegada al pueblo de una voluptuosa Monica Belucci (los artistas de la televisión) es solo el principio de los cambios que están por aterrizar en este humilde entorno anclado en un pasado ya casi inexistente.

Le meraviglie

Las emociones con las que trabaja Rohrwacher en El país de las maravillas no tienen tendencia a ningún sentimentalismo batato. La naturalidad, suavidad y dulzura (sin resultar empalagoso) que transmiten estas asilvestradas niñas no parecen fruto de la casualidad y sí de una exploración valiente y noble del tantas veces manido universo infantil.  Es quizás en el retrato de los adultos donde flaquea más la película, y aunque la visión del tosco y ofuscado padre es creible, la casi ausente madre y la enigmática amiga hacen cojear levemente el conjunto.

Con un guión mucho más centrado y milimétrico (las escenas del mundo de la farándula y la trama del niño acogido desquilibran el corazón de la película) estaríamos ante una obra extraordinaria que se queda en notable, y que tiene su mayor baza en el manejo que hace la cineasta de un delicioso realismo que no renuncia a pinceladas de magia y ensoñación en su tramo final.

0 comments
  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pingback: Cine en serio

Deja un comentario

You May Also Like

La Dama de Hierro, la Historia no es suficiente

Si algo demuestra un película como la estupenda The Queen de Stephen Frears es que esto del cine no es tan fácil como parece. No basta con coger un personaje…
Ver entrada

Spain in a day, un día cualquiera

24 horas al día dan para mucho. Desde que nos levantamos al alba, ya sea aquí o en otro país, hasta que nos acostamos, nos pasan muchas cosas. Días con…
Ver entrada

Sitges 2014: In order of disappearance

No han pasado prácticamente ni dos días de festival y yo ya tengo película favorita, a la espera de que en los próximos días otra obra ocupe este lugar. Pese…
Ver entrada