Festival de Sevilla: La sapienza, trascendencia sin alma

Es una pena que todo el torrente de luz e ingenuidad que desprende esta película quede sepultado por una imposición estilistica demasiado formal, forzada y artificial. Los actores no actúan, se comportan de manera robótica y declaman mirando fijamente a cámara cual androides sin sentimientos. La realización es plana y a veces hasta rancia. Y el guión, lleno de referencias y reflexiones cultas y elevadas, no deja de ser un cuento naif y amanerado, casi rozando el cliché, acerca del despertar tras la pérdida.

No estoy seguro si la intención del director Eugène Green es hacer reir al espectador. En algún momento parece claro que sí (un pequeño gag con un turista iltaliano), pero en otros la mirada extraviada del actor Fabrizio Rongione desarman cualquier acercamiento a la seriedad y te acercan más a un primer plano de Joaquín Reyes en Muchachada Nui que al éxtasis religioso ante una obra arquitectónica.

La sapienza

Indiscutiblemente es posible deleitarse simplemente con el viaje de los protagonistas por tierras italianas, y el paseo por Stresa, Turín o Roma acompañados por las explicaciones arquitectónicas de la obra de Francesco Borromini hacen que el paseo no haya sido en balde.

En este cine teatral, literario, impostado e intelectual se hecha muy en falta un pequeño toque de naturalismo y de compicidad con el público. Y es que al señor director (por muy fan que sea de Oliveira) le falta mucha mano para acercarse levemente al hacer de Éric Rohmer.

0 comments
  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pingback: Cine en serio
  3. Pingback: Cine en serio

Deja un comentario

You May Also Like

Festival de San Sebastián, día 5: UN MONSTRUO VIENE A VERME, AS YOU ARE, FRANTZ, PINAMAR, SUMMER LIGHTS y FIN DE SEMANA

Cada vez más, las opiniones al salir de los pases de prensa son dispares y extremas cual pelea de tuiteros cabezotas. Tan pronto te encuentras a alguien gritando a los…
Ver entrada

Las mil y una noches. Vol. 1: El inquieto, realismo mágico para apagar las penas

Si algunos pensaban que tras la muerte del maestro Manuel de Oliveira nos íbamos a quedar huérfanos de buen cine portugués, solo hace falta que analicen el panorama cinematográfico actual…
Ver entrada

Sitges 2015: Green Room, slasher punk

La reproducción clásica del slasher parte de unos personajes adolescentes atacados en un mismo escenario por un único psicópata. Toda la puesta en escena contribuye a que el espectador note…
Ver entrada