Festival de Sevilla 2019: “Liberté”, “Little Joe”, “Sobre lo infinito” y “Dirty God”

En esta crónica del Festival de Cine Europeo de Sevilla hablaremos de la nueva y radical propuesta del catalán Albert Serra, Liberté, la desconcertante fantasía floral de Jessica Hausner con Little Joe, el nuevo escalón a la gloria de Roy Andersson, Sobre lo infinito y la nueva cuota de tremendismo social de Dirty God.

Sección Oficial: Liberté (Albert Serra)

Liberté de Albert Serra

Un acercamiento convencional a la última, radical y provocativa obra de Serrá, Liberté, sería injusto a todas luces, pero es realmente complicado intentar plasmar el cúmulo de sensaciones de todo tipo que alumbra este artefacto artístico, antes que película. Las palabras son las únicas armas de las que dispone este cronista para intentar acercar los significados de esta obra, más pieza de museo que película al uso. Y, curiosamente, de una pieza de museo pergeñada por el propio Serra (Personalien) emerge y nace esta Liberté cuyo nombre hace alusión no solo a la libertad (o libertinaje) del que hacían gala los decadentes aristócratas franceses del siglo XVIII que protagonizan la nocturna y sudorosa jornada de cruising boscoso. También alude a la última ‘libertad’ que posee el autor para presentar una obra sin pensar absolutamente en el espectador pero teniéndolo siempre presente, como receptor último de la obra y catalizador de la experiencia, ya sea agradable o desagradable.

Tanta razón podrá esgrimir, por supuesto, tanto el que desprecie la propuesta del director de Banyoles como el que se sumerga en el lodazal imaginado de nalgas azotadas, cuerpos impregnados en orines, culos abiertos y lamidos y refriegas obesas y velludas. Un salto sin red que propone otro cine. En tu mano está amarlo o despreciarlo.


Sección Oficial: Little Joe (Jessica Hausner)

Little Joe de Jessica Hausner

Con Little Joe, una habitual del festival de Sevilla, la austriaca Jessica Hausner acaba conformando una de las más peculiares filmografías de la Europa reciente. Y no es este su primer acercamiento al más puro cine de género, siempre con el prisma autoral presente. Ya en Hotel el terror estaba presente, trasladando los miedos de una mujer a un entorno fantasmagórico y siniestro.

Ahora, con Little Joe presenta su particular versión de La invasión de los ultracuerpos con una disertación sobre la crisis de identidad, la emancipación femenina, el estigma de las enfermedades mentales, todo ello a través de una forma que apuesta por los planos exquisitamente compuestos, deudores de la geometría más equilibrada, los colores vibrantes y las interpretaciones desvaídas, robóticas y ausentes de emociones. Como si Cronenberg se mezclara con Haneke y juntos intentaran dar una respuesta al ‘cómo somos’ y a la inevitabilidad de corromper nuestra personalidad por la pertenencia el grupo. Insólita y singular.


Sección Oficial: Sobre lo infinito (Roy Andersson)

Sobre lo infinito

Pocas medias tintas ofrece el sueco Roy Andersson, empeñado en sus últimas cuatro obras (maestras) en diseccionar lo absurdo del comportamiento del ser humano. Tras triunfar en Venecia, haciéndose con el galardón al Mejor Director, llega a Sevilla con Sobre lo Infinito, una obra aún más depurada si cabe que las anteriores, en las que deja de lado, aunque no del todo, su vena más mordaz, ácida y humorística, dando paso a una mezcla de regusto agridulce en el que se dan la mano el patetismo sin coartada ridícula, la alegría de vivir que emana del baile de tres chicas o lo fascinante que resulta la vida, así, en general.

Roy Andersson es ese abuelo que, en lugar de pasarte dinero como si fuese droga, te pregunta cómo te ha ido el día y luego hace una película con tu respuesta. Sería harto extenso ponerse a enumerar la brillante puesta en escena, la complejidad de sus colores pastel, el maquillaje fantasmagórico de sus ‘muñecos’ parlantes. Lo mejor para descubrir a Andersson es asistir impávido, como muchos de los hombres y mujeres que aparecen en sus viñetas cotidianas, y dejarse empapar por su manera de ver la vida. Un nuevo escalón al cielo de Andersson y merecedor de todos los halagos.


Selección EFA: Dirty God (Sacha Polak)

 Dirty God (Sacha Polak)

Año tras año, en la selección de películas del Festival de Cine Europeo de Sevilla se cuela un tipo de película muy determinada que podríamos englobar en una hipotética sección llamada ‘cadena de desastres’. Dirty God es la enésima propuesta que encierra ese lema que dice ‘si algo va mal siempre puede ir peor’. Los esfuerzo de su actriz protagonista, Vicky Knight, no pueden disimular una historia plana en lo cinematográfico, sin nervio, que intenta emocionar por la simple acumulación de efectos y con subtramas que más que aportar, restan. Poco destacable, sin más.