Festival de San Sebastián 2017, Día 7 (Sección Oficial/Perlas): THE DISASTER ARTIST y THE FLORIDA PROJECT

Que el cine y la televisión han acercado posturas durante los últimos años es algo que a nadie le viene de nuevas: la llegada de y sus series bajo demanda lo ha cambiado todo. Ahora, las series están en boca de todos tanto como antes lo estaban los blockbusters de turno. Pese a todo, a nadie se le ha escapado que el estreno de La Peste en sección oficial de Donosti marca un antes y un después. ¿Se podrán exhibir las series ahora en una competición de igual a igual con las películas? Y si es así, ¿es justo que una serie, de decenas horas de duración, se pueda valorar de la misma forma que una película, que en dos horas tiene que presentar la personalidad de unos personajes y verlos evolucionar en el tiempo? Aun así, el plato fuerte del día vino de la mano de James y su .

THE DISASTER ARTIST (Sección Oficial) **** 1/2

Para el espectador que no haya visto The Room ni entienda la fascinación por el cine cutre,  se le puede hacer bola fácilmente. Y es que se trata de una estupenda tragicomedia sobre la peor película de todos los tiempos, las ganas que le pusieron al hacerla, sus extrañezas, sus rarezas y su legado. Todo ello dirigido y protagonizado por uno de los mayores fans del filme, James Franco, que interpreta a Tommy Wiseau dejando de lado la parodia (eso habría sido ir a lo fácil) y tratándole con un inusual respeto.

The disaster artist

construye un personaje real, auténtico dentro de sus rarezas, que es incapaz de aceptar sus propias limitaciones y eso le hace grande. Su Tommy Wiseau es entrañable, diferente, gracioso y vengativo, con un cierto toque de problemas mentales y otro tanto de sentimentalismo. Sin duda, uno de los personajes más potentes del año, para el que James ha mimetizado desde su risa hasta su forma de andar y actuar en las escenas calcadas de la propia The Room.

Se comparará a The Disaster Artist con Ed Wood, con razón, pero hay una diferencia clave: donde Burton aumentó la poesía, el lirismo y el misticismo del relato, prefiere centrarse en la comedia, el realismo y los enfrentamientos. No teme dejar a Wiseau o su eterno compañero Greg Sestero en una posición controvertida, sino que hace lo imposible: redimir al autor de la peor película de la historia, darle la gloria que merece y el aplauso, nada irónico, de la platea. Como dicen algunas de las figuras cinematográficas que se pasean por los primeros minutos del filme, si a un director de élite le dices que haga una película como The Room será incapaz de conseguir algo con este grado de adicción, fijación y seguimiento mundial. ¿O es que acaso no ha pasado ya a la historia del cine ese “It’s bullshit! I did not hit her. I did not. Oh, hi, Mark”?


THE FLORIDA PROJECT (Perlas) *** ½

es uno de los fenómenos del año en Estados Unidos, y no es de extrañar, porque lo tiene todo para triunfar. Madre sufridora (pero guay), niña encantadora, recuerdos de juventud, sufrimientos de madurez, y todo ello en un paraje que debería ser idílico pero se revela como una cárcel de hormigón: un pequeño apartahotel a las afueras de Disneyworld, en Florida. Allí es donde vive Moonee, una niña de seis años con más talento en el dedo meñique del pie que muchos de los actores que hemos visto en este Zinemaldi.

The Florida Project

Tristemente,  empieza de forma muy potente para ir perdiendo fuelle por el camino, cayendo en lugares comunes que ya suenan a rancios y aburridos (la madre de la niña teniendo que prostituirse para pagar el alquiler), para culminar en una preciosa escena final que, tristemente, no levanta el hiper-drama a lo Cops que vivimos en la algo insufrible última media hora. Y, aunque Willem Dafoe, máxima estrella del cartel, cumple sin más, solo por ver la cara lagrimeante de Brooklynn Prince (que hasta ahora había desperdiciado su talento en la secuela de algo llamado Robo-dog) merece la pena. Perfecta si no te importan los típicos tópicos ni los dramas excesivos.

CONTINUARÁ…

2 comments

Deja un comentario

You May Also Like

La herida (The Wound), tres son multitud

Sudáfrica ya tiene representante para los Oscar de este año. Ha elegido La herida (The Wound) como la película más importante del país y a su director, John Trengove ¡un blanco…
Ver entrada

Sin compromiso, sin gracia ni chispa

Tal vez lleguemos un poco tarde y ya habéis ido al cine a ver esta película. De hecho ha sido un moderado éxito en nuestro pais, demostrando que las comedias…
Ver entrada

Festival de Málaga 2017: AMAR, respira hondo cariño

Me gustan las pelis de amor, creo que son las que más acabo disfrutando. Ojo, pelis «de amor», no «románticas». Hago este matiz porque lo considero necesario. Las primeras reniegan…
Ver entrada