Festival de Málaga: Menú degustació

El de de Málaga cerró su sección Málaga Premiere con Menú degustació, del catalán Roger Gual que volvía a dirigir una película tras Remake.

Antes que nos dispusiéramos a degustar semejante película, su productor David Matamoros, nos prometía que tras su visionado íbamos a salir queriendo hacer dos cosas: comer o lo otro. Pues bien, ni chicha ni limoná. Porque al acabar ni ganas de comer, ni de relacionarse con un ser humano, o de otra especie, tiene uno.

Menú degustació es un quiero y no puedo, un sin sentido absoluto que obliga a hacerse demasiadas preguntas acerca de cómo alguien puede financiar semejante despropósito, cómo puede ser que alguien haya engañado a Fionnula Flanagan o a Stephen Rea para participar en esta cosa o, mi favorita, para qué salen en los créditos el grupo de , Nancys Rubias, si su papel, además de ser testimonial, es tapado por una canción de .

Llegado a este momento, voy a intentar explicaros de qué va la película. A ver, resulta que un restaurante tipo El Bulli decide cerrar y llevarse el negocio a , para ello realizan una última cena dónde invitan a una vieja Duquesa que va con las cenizas de su marido a todas partas, a toda una serie de altos intelectuales extranjeros, un médico y una Marta Torné que no se que pinta, pero ahí está; y a partir de ahí, pues un absoluto caos, puesto que con tanto personaje rodando por este restaurante de alto standing, te prohibe que enfatices o te intereses con cualquiera de sus personajes, no ya por sus historias, sino porque a todos les falta ese punto cuidadoso que está presente en los momentos culinarios, pero no en sus personajes.

Menú degustació