Festival de Málaga, Día 3: Las buenas intenciones

Tres películas llenas de buenas intenciones pudimos ver ayer en el Festival: África, El Caribe y Tenerife fueron los marcos de un rosal de buenas intenciones que no siempre llegaron a buen puerto.

Kanimambo consta de tres cortometrajes que nos cuentan diferentes aspectos de la realidad de Mozambique. Sin ánimo de despreciar sus buenas intenciones no pasa de ser un ejercicio de didactismo sobre la situación del país africano. Sales sabiendo un poco más y siempre le puedes contar a tus amigos cosas sobre Mozambique.

Por su parte, Memoria de mis Putas Tristes tiene como aval el estar basada en una obra de Gabriel García Márquez. Pero esto es cine y todo lo que puede funcionar en papel no siempre funciona en celuloide. Aquí todo es literario y relamido rozando lo cursi en ciertos momentos. La anécdota del anciano que recuerda sus relaciones con prostitutas se hace cansada y repetitiva hasta que la película acaba porque se han cumplido los 90 minutos de rigor.

Nuevamente lo mejor de la jornada lo encontramos en Zonazine con el debut en la dirección de Roberto Pérez Toledo y Seis Puntos sobre Emma. La historia de una chica ciega interpretada con mucha ironía por Verónica Echegui nos deja una película fácil y amable, algo más difícil de lo que parece. Destaca el acercamiento con humor al mundo de los discapacitados y los contrapuntos masculinos de la cinta protagonizados por Alex García y Fernando Tielve.