Festival de Málaga: Carmina y Amén

Festival de Málaga

Hace dos años en el de Málaga pudimos asistir a uno de esos momentos sorpresa que, junto con El mundo es nuestro, marcó la edición número quince. El debut de en la dirección con Carmina o revienta supuso un gran golpe de ingenio no sólo en lo púramente cinematográfico sino en la forma de dar al público una obra que nacía de la autoproducción. Ahora León presenta la continuación, Carmina y amén, con la noticia, decepcionante para muchos, de que se retrocederá en el camino andado de la distribución pionera. Es lo que pasa cuando el sistema absorbe al disidente y lo convence con dinero de que sin él no puede ser nada en este mundo.

Carmina y amén recoge a los mismos personajes que sustentaban la primera obra: Carmina Barros y se enfrentan a la muerte de su padre decidiendo posponer un par de días el aviso a urgencias para cobrar una paga extra. El escueto andamiaje argumental sirve para que volvamos a ver a Carmina como esa fuerza de la naturaleza, deslenguada y chabacana que tantas risas produce al personal.

Si en la primera parte León disponía una realización cercana al falso documental ahora ya se decanta por la ficción pura y dura, hecho que daña mucha de la originalidad de la propuesta. Ahora estamos ante muchos de los mismo chistes de la primera que terminan haciendo más gracia por acumulación y el sincero desparpajo de la protagonista.

Carmina y amén

Carmina y Amén funciona mucho mejor cuando quiere ser íntima y sociológica que cuando se decanta por la y la más absoluta ordinariez. Hay realmente en un cineasta con personalidad y buen hacer, que estoy seguro que nos dará alguna gran película cuando modere su discurso excesivamente soez y se centre en algo más pausado e íntimo. Tiene Carmina y Amén ramalazos de muy buen cine, que toca la fibra sensible, para a continuación soltarte una ventosidad en la cara. A un servidor no lo convence esta mezcla, aunque entiende que sea lo que se espera de Carmina.

0 comments
  1. Pingback: Cine en serio

Deja un comentario

You May Also Like

Después de nosotros, ni fueron felices ni comieron perdices

Cuando dos personas van a separarse, paso previo al divorcio, las cosas cambian. Lo que antes era felicidad y amor ahora se ha convertido en indiferencia y mal humor, un…
Ver entrada

Sitges 2015: What we become, simples zombis

What we become, película danesa de Bo Mikkelsen, podría ser un manual práctico de todas aquellas cosas que uno debe hacer a la ahora de crear un film de terror.…
Ver entrada

Al filo del mañana, y el videojuego se hizo cine 

Si recordáis cuando escribí sobre Need for speed mencionaba lo triste que era tener que recurrir a éstos simplemente como marca comercial sin ningún interés en aprovechar todo lo que…
Ver entrada