Ama de Júlia De Paz Solvas

Festival de Málaga 2021: «Ama», maternidad imperfecta como la vida misma

No sabemos demasiado sobre el pasado de Pepa cuando la conocemos por primera vez. Ni siquiera sabemos que es madre. El guión de Núria Dunjó y la también directora Júlia de Paz Solvas para Ama no tiene prisa a la hora de revelar la información, dando tiempo a que las escenas respiren. No obstante, desde un primer momento surge una importante pregunta: si a Pepa le cuesta cuidarse a sí misma, ¿cómo va a saber cuidar de su hija? 

Ama de Júlia De Paz Solvas

En años recientes esta pregunta se ha hecho de formas similares por en The Florida Project o por Samuel Kishi en Los Lobos, aunque ambas se centran más en los mundos de fantasía y evasión de los niños que las protagonizan. Originalmente un corto del mismo nombre creado como trabajo de fin de grado de sus creadoras, Ama supone, por el contrario, un retrato de la madre sacrificada, irresponsable y atormentada a partes iguales. 

La fotografía intrusiva y claustrofóbica que acompaña el periplo de Pepa y su hija Leila, que emplea planos inquietos y cerrados, es quizás una elección muy obvia y redundante para una historia de estas características, pero no sólo es efectiva sino que hace que brillen las brillantes interpretaciones principales de Leire Marín y la prometedora , de quién no sorprendería una nominación a los Goya. El juego entre ambas, a menudo basado en la improvisación, y su naturalidad ante la cámara es el mayor regalo que esta película nos ofrece. 

Hay dos grandes peligros a los que se enfrenta una película de estas características que, por suerte, De Paz y Dunjó evitan activamente. En primer lugar, el exceso de sentimentalismo. Los puntos más cargados de emoción de Ama son unos a los que se llega de forma sumamente orgánica. Por lo general es contenida y medida, pero cuando tiene que explotar, lo hace de forma merecida, como la durísima escena en el hostal. Menos es más, que se dice. 

Ama de Júlia De Paz Solvas

Y en segundo lugar, no cae en la heroificación de su protagonista. El gran acierto de esta película es que no la juzga, no la justifica, y no pretende que el público simpatice con ella de buenas a primeras. Pepa no es la Madre del Año. Pepa es un desastre, se equivoca, hace lo que puede, se frustra, piensa en rendirse y abandonarlo todo. ¿Es buena madre? Tú decides. Al fin y al cabo, el deseo de huir cuando las cosas se ponen difíciles, el “¿qué coño hago yo ahora?”, la carga de la culpa cuando se enfrenta con la responsabilidad, y la frustración con el mundo son sentimientos indudablemente humanos. En Pepa, la maternidad y la humanidad van de la mano. 

Ama (Júlia De Paz Solvas, 2021) ⭐️⭐️⭐️½

Ama de Júlia De Paz Solvas

Deja un comentario

You May Also Like

La oveja Shaun: La película, elogio a la creatividad

Con tanta saturación de películas hechas por ordenador, como si estos fuesen unos seres con autonomía que hacen las cosas por sí mismos, siempre es de agradecer lanzar a las…
Ver entrada

Festival de Málaga: Melaza

Melaza fue la película que concluyó el ciclo de cine latinoamericano bajo el mando del Festival de Cine de Málaga, conformando un broche de oro a una sección con sus…
Ver entrada

Mal genio (Le redoutable), con todos ustedes, Jean-Luc Godard

Está muy claro que a Michel Hazanavicius le interesa todo lo que tiene que ver con el mundo del cine y lo que se mueve alrededor de él. Tuvimos un…
Ver entrada