Festival de Málaga 2020: “A este lado del mundo” y “El robo del siglo”

Cerramos las reseñas desde el Festival de Málaga con lo último de David Trueba, A este lado del mundo, y un gran éxito proveniente de Argentina, El robo del siglo.

A este lado del mundo (David Trueba, 2020)

El español medio se ve enfrentado cara a cara con la inmigración en la nueva película de David Trueba, A este lado del mundo. Alberto (Vito Sanz) es un ingeniero al que envían a Melilla a diseñar una versión mejorada de la valla que separa África de Europa. Allí conoce a Nerea (Ana Alarcón), una escéptica guarda civil que le acercará al terreno y cuestionará su falta de principios. 

A este lado del mundo (David Trueba, 2020)

El protagonista está creado para representar al “español medio” o “la persona entre James Stewart y un votante de Ciudadanos”, una persona lo más neutral posible, pero el resultado es un héroe pasivo que simplemente está ahí como espectador, alguien al que el guion arrastra a través de sí. En consecuencia, el tono general de la película, sobre todo en cuando al tema central de la inmigración, es igual de pasivo. No me da la sensación de que el viaje de Alberto diga nada significante sobre qué hacer con la sensación de culpa o de complicidad en un problema aparentemente inabarcable. De hecho, se refugia en la naturaleza compleja de la inmigración para rechazar cualquier tipo de mensaje significativo sobre el tema. 

La interpretación de Ana Alarcón aporta algo de energía a la historia, pero no hace lo suficiente como para empujar la balanza al otro lado, ya que, para mí, el protagonista soso, un primer acto completamente prescindible y mi falta de interés por todo lo que dice o deja de decir, hacen de A este lado del mundo una película bastante olvidable.

A este lado del mundo está disponible en Vimeo en VOD


El robo del siglo (Ariel Winograd, 2020)

El 13 de enero de 2006, en Acassuso (Argentina), seis ladrones asaltaron una sucursal del Banco Río y robaron unos 15 millones de dólares en uno de los eventos más recordados por parte de la conciencia colectiva argentina. Como clausura al Festival de Málaga se presentó El robo del siglo, una película que lleva dicho evento a la gran pantalla y que ya ha sido un gran éxito en Argentina. 

El robo del siglo (Ariel Winograd, 2020)

La obra de Winograd no sólo es entretenidísima, sino que funciona como un reloj. El ritmo es dinámico, sobre todo durante el metraje que ocupa el robo en sí, y crea un equilibrio entre el tono de thriller o heist movie en toda regla y el tono cómico, cuyo mérito quizás esté en la increíble historia real en la que se basa, pero que se translada bastante hábilmente al guion. Viene a la mente en particular una escena que el director cita como una favorita de los espectadores: la de cantarle cumpleaños feliz a la abuelita que está de rehén en el banco. Esta escena está basada en algo que ocurrió de verdad y que, junto con otras cosas igual de surrealistas, eran imposibles de dejar fuera del guion por el gran potencial cómico que tienen. 

El robo del siglo, que está prevista para estrenarse en España en noviembre, está llena de secuencias verdaderamente emocionantes y personajes entrañables, notablemente Mario Viette (Guillermo Francella) y Fernando Araujo (Diego Peretti), los dos ladrones protagonistas, y el negociador (Luis Luque). El resto de miembros del equipo se quedan un poco en segundo plano y su falta de desarrollo sería el fallo que citaría junto con el alargamiento del tercer acto, que se podría resumir bastante. No obstante, a rasgos generales es una película muy disfrutable. Una verdadera fiesta.