Esto es la guerra, bros before hoes

En una de mis rondas habituales por las webs de trailers de cine en los tiempos muertos me crucé con el cartel de Esto es la guerra en más de una ocasión. Mi rechazo por ella era absoluto, solo viendo el cartel ya sabía que no quería verla ni de coña. Sin embargo la tarde que fuimos a ver Chronicle nos pusieron previamente el trailer de esta película y tengo que decir que una vez más juzgar un libro solo por su tapa era un error.

Esto es la guerra nos cuenta la historia de dos amigos y compañeros de trabajo que se enamoran de la misma mujer. Esto parece un recurso más que manido en Hollywood, sin embargo en esta ocasión incluyeron un giro bastante interesante: estos dos amigos son agentes de la CIA.

Este pequeño detalle, el hecho de que sean agentes de la CIA hace que se puedan permitir algunos gags bastante divertidos que en otra situación serían imposibles. Además añade una trama de acción que, aunque es bastante floja, convierte la película en un producto perfecto para parejas que van al cine, ya que a ellas les encantará la trama romántica y a ellos la parte más de coña y acción.

Por lo demás Esto es la guerra es todo lo que podemos esperar de ella, predecible y a ratos ñoña. Pero ¿es esto un problema realmente? Personalmente creo que no. Está claro que no es Ciudadano Kane, pero es que tampoco lo pretende y ahí es donde reside la gracia de Esto es la guerra, es perfecta para esas típicas tardes en las que nos queremos comer bien poco la cabeza.

Por lo demás no hay mucho más que añadir. Ojalá todas las comedietas románticas que se hacen a granel tuvieran la mitad de gracia que Esto es la guerra.

Deja un comentario

You May Also Like

Festival de Málaga 2022: «Entre la niebla» de Augusto Sandino

Estar sometidos al constante flujo de imágenes conlleva algunos peligros para el cineasta; el primero de ellos es que tu mundo interior fácilmente se puede convertir en dominio público. Incluso…
Ver entrada

Especial Jacques Tati: Mi tío (1958)

Tras los viajes al campo y a la playa emprendidos en Día de fiesta y Las vacaciones del señor Hulot, Jacques Tati llega a la ciudad, recuperando al patoso personaje…
Ver entrada

El Gran Gatsby, lucha entre intimismo y suntuosidad

Siempre es de agradecer la existencia de directores como Bazz Luhrmann que hacen de cada película suya toda una declaración de intenciones. El problema surge cuando el intento de abarcar…
Ver entrada