El Hobbit: la desolación de Smaug, continuando la aventura

El Hobbit es un libro muy cortito, pero el mundo de la Tierra Media y los apuntes y anexos dejados por Tolkien son muy extensos y llenos de historias completas… y algunas por completar.

En el caso de El Hobbit: la desolación de Smaug, nos encontramos ante una combinación de las dos. Continuando con la historia narrada en El Hobbit como esqueleto, Peter Jackson y compañía nos adentran un poco más en ese período de calma ante la tormenta que acabaría desatándose en El Señor de los Anillos.

El Hobbit: un viaje inesperado nos dejaba con la compañía de Enanos escapando de la persecución de los orcos con la ayuda de las Águilas, y atisbando Erebor, La Montaña Solitaria, por primera vez. Thorin y el resto de enanos, esta vez con menos ayuda de Gandalf, seguirán su camino hacia el Trono Bajo la Montaña que le es suyo por derecho.

El hobbit: la desolación de smaug

El Hobbit: la desolación de Smaug sigue punto por punto los sucesos de El Hobbit. Thorin y Bilbo especialmente evolucionando como personajes, y como podemos adivinar por el título y ver en el trailer, por fin podemos ver al dragón Smaug. Ciertos cambios con respecto al libro en cómo se desarrollan algunos puntos importantes y no tan importantes que seguro dejarán lugar a cientos y cientos de fans dolidos y otros agradecidos por el trabajo de Peter Jackson. Como ocurría en El Hobbit: un viaje inesperado Peter Jackson va rellenando minutos con escenas de acción bien realizadas y ampliando con el amplio universo de la Tierra Media.

Veremos dónde y por qué se iba Gandalf cuando desaparecía durante capítulos y capítulos en el libro de El Hobbit, conoceremos los verdaderos motivos de Thranduil, rey Elfo del Bosque, y las luchas de poder dentro de la Ciudad del Lago… El Hobbit: la desolación de Smaug se sostiene bastante bien aún siendo dentro de una sola narrativa de 9 horas, hay varias referencias a eventos y personajes futuros tanto de esta trilogía como de la siguiente (o anterior, como quieras).

Sinceramente, no puedo esperar a ver la tercera parte.

0 comments
  1. Pingback: Cine en serio
  2. Pingback: Cine en serio
  3. Pingback: Cine en serio

Deja un comentario

You May Also Like

Ocho apellidos vascos, tirando de tópicos con mucha gracia

Que Emilio Martínez-Lázaro decida reencontrarse con la comedia tras el flojo paréntesis de Las Trece Rosas siempre es un placer. Y más si va a acompañado al guión de dos…
Ver entrada

Nocturna Madrid 2018: NO PROFANAR EL SUEÑO DE LOS MUERTOS de Jordi Grau

No todos los muertos vivientes son en blanco y negro como los de George A. Romero de 1968. Seis años después Jordi Grau dirige No profanar el sueño de los…
Ver entrada

Márgenes 2018: «La vendedora de fósforos» de Alejo Moguillansky

El cine más independiente ha encontrado en la frontera entre la ficción y la realidad un territorio muy fértil. La vendedora de fósforos, el largometraje de Alejo Moguillansky que ha…
Ver entrada