El día del espectador: «El mundo perdido: Jurassic Park» (1997)

Aquellos eran tiempos convulsos, ¿cuándo no lo fueron?. Tal vez nunca, pero la dificultad de vivir en esos días, era sin duda alguna la experiencia que nos transformó en almas atormentadas condenadas a vagar por el sendero de la vida adulta. Demasiado existencialista para un chaval de once años, pero el taladro constante al que fui sometido por mis hermanas con Aquellos maravillosos años hicieron que  pensara demasiado en el devenir de los días.

El día del espectador: "El mundo perdido: Jurassic Park" (1997)

En agosto de 1997 se estrenó en España El mundo perdido, segunda parte de Parque Jurásico y que cuatro años atrás ya había llenado la casa de todos los niños del barrio de multitud de dinosaurios, ya fuera en forma de coleccionable con gafas 3D o con juguetes de gomas con el sello y garantía de ser auténticos, nada de esas cosas toscas y feas del Todo a Cien de la placita.

Allí estábamos de nuevo, por tercera vez los dinosaurios poblaban la tierra y el nombre de Steven Spielberg ya eran un común entre las voces de algún extra motivado fan del director del que, con toda seguridad, La lista de Schindler nos parecía medio porno porque era en blanco y negro y salían cosas de mayores, un eufemismo para soliviantar el significado desconocido de la palabra Holocausto.

Los días de colegio iban quedando atrás y ese lugar -que años más tarde se convertiría en noticia por ser una recreación demasiado real de Kramer contra Kramer de barrio, con puñaladas y policía de por medio – se transformó en el ring de batalla de retos absurdos, para hacer frente a los años de instituto que todavía estaban por llegar.

El día del espectador: "El mundo perdido: Jurassic Park" (1997)

“Cuando la veas, me dirás si es un héroe o no”.

La misión era clara, ver las aventuras del Doctor Ian Malcolm y esclarecer si el personaje de Richard Schiff era un santo o un cobarde. Con once años la capacidad para juzgar ya estaba ahí.

El mundo perdido fue la primera película que vi en sesión golfa, un apodo que en mi cabeza sonaba a perversión y a gente dándole a la vena en la Sala X del centro de la ciudad, cuando en realidad consistía en ir al cine a las doce de la noche y hacer exactamente lo mismo que a cualquier otra hora. Por lo que mi primera experiencia con la sordidez se resumen con un: decepcionante. 

Las malas noticias no acaban ahí y es que el por aquel entonces novio de mi hermana nos acompañó de manera ‘casual’, tuvo a bien decir ‘¿y te gustó la primera parte?’ justo antes de apagarse las luces de la sala, por lo que a la decepción de los acontecimientos de lo que era una sesión golfa, había que añadir la incertidumbre de si entendería algo de lo que estaba por ver. Perfecto.

El día del espectador: "El mundo perdido: Jurassic Park" (1997)

Velocirraptores en la selva, un Tiranosaurio en la ciudad, Julianne Moore con el carnet de biblioteca,  gente muy lista siendo muy mala y una chica ejecutando una rutina de gimnasia de barras para ganarse la aceptación y cariño de su padre – aunque la pregunta que me rondaba la cabeza era cómo era posible tener una hija de si el padre es blanco – a la vez que salva la vida de todos. 

Sin dudarlo y mientras salía de aquella sala a altas horas de la madrugada -creyéndome que aquello era lo que hacían los adultos y que yo ya era uno de ellos- comprendí que El mundo perdido era la mejor de las segundas partes posibles, sin haber visto la primera, y que la necesidad de alargar al máximo una historia era un deber que había que cumplir para los fans como yo. Porque ahora quería ser paleontólogo. Desde siempre, abogando por profesiones con futuro y un ingreso fijo y cuantioso al mes.

La vuelta al mundo creado por Michael Crichton, significó comprender dos cosas: todo es posible con un ordenador y Eddie Carr se sacrificó por nuestros pecados.

El día del espectador: "El mundo perdido: Jurassic Park" (1997)
19 comments
  1. En su momento me supuso la secuela más esperada de la historia, ahora me da una pereza que me muero la sola idea de ponerme a verla. Aunque la escena de las caravanas suspendidas me sigue pareciendo la hostia.

    Recuerdo que una chica de un kiosko me dijo que ‘le habían dicho’ que era muy liosa, porque ahora había varias islas, y que no era la misma isla sino otra, y no se qué. Supongo que el que ‘se lo había’ dicho luego fue de los que no entendieron Matrix.

    El personaje de Ian Malcolm, de la primera película tan solo se trae el nombre.

    Se nota que Spielberg la hizo un poco por hacer.

    1. Era el típico blockbuster que te hacía esperar todo el verano, de los que entrabas en la sala con una emoción indescriptible. Luego ya los resultados, la peli me pareció un sí pero no. Además había leído el libro de Crichton (que me pareció mucho mejor que el primero) y me dejó un poco a cuadros que la película no se pareciera en casi nada. En posteriores visionados se me ha caído aún más, hay que reconocer que Spielberg tenía la taquilla asegurada desde el momento que anunció la secuela y no se esforzó mucho. Eso sí, la escena del ataque a las caravanas, sigue siendo una lección de cine de uno de los mejores directores del mundo.

      1. Me han entrado ganas de leer los dos libros de nuevo. En estos días estoy haciendo una ilustración de Jurassic Park y me han dado ganas. Quizá me ponga con ellos en breve. ?

        1. Adelante, son una maravilla. Aunque en el caso del primero, como tengo tanto aprecio a la película de Spielberg me descuadra mucho que sea más oscuro, más crudo, más serio, echo de menos el toque aventurero o cómico «spielberguiano» que sí aparece en la película.

          1. Los he leído. Ambos. Pero hace años. Tengo que darles un repaso.

            Y si. El primero era bastante más oscuro. Solo hay que ver el personaje de Hammond, que en el libro es un hijo puta y en la película es un hijo putilla adorable. Así como escenas que no se pudieron llevar a cabo (esa persecución en el río con el Rex…)

            Spielberg supo darnos escenas que rozan el terror (prácticamente cualquier carnívoro en escena) y prevalecer la aventura como marca de la casa.

          2. Está claro que el libro tenía los ingredientes perfectos para convertirse en un blockbuster que arrasara, pero la clave de Parque Jurásico película está en las escenas de suspense magníficamente montadas por un maestro entre maestros y en el homenaje al género de aventuras que sólo un director cinéfilo como él se puede permitir. Esta adaptación en manos de un mercenario taquillero se hubiera quedado en otro éxito hueco más.
            Hay un dato curioso en el libro y es que al final Ian Malcolm moría (creo recordar en la persecución del río) pero la gran acogida entre el público que tuvo el personaje interpretado por Jeff Goldblum hizo que Crichton no sólo se viera obligado a resucitarlo para su secuela (en una justificación absurda) si no que además le convirtió en protagonista de El mundo perdido. También recuerdo que al final había una especie de batalla final en una cueva entre los humanos y los velocirraptors y que había muchos más dinosaurios y mucha más acción enfrentamiento entre estos y los humanos, pero por temas de tecnología y presupuesto Spielberg tiró más por la aventura, el suspense y el terror que la batalla entre bichos y humanos.
            Si nos ponemos a analizar novelas y películas, estas últimas cogieron los aspectos básicos del argumento pero fueron muy libremente adaptadas, cosa que yo prefiero antes que una copia exacta del material inspirado.

  2. Jurassic Park supuso una obsesión para mí, hasta que al fin pude verla en el cine. Cuando dieron la noticia de una segunda parte, habían pasado unos años, pero aún así, mi pasión por los dinos de Spielberg, seguía latente.

    Fue en un viaje a Alicante, a casa de mis tíos. Cuando de camino hacia allí, en uno de esos carteles publicitarios de carretera, pude ver un cartel promocional en el que aparecía el logo (desgastado) rodeado de hierba. Entre la maleza, resaltaba un ojo de raptor. Y aún lado una frase: Algo ha sobrevivido…

    Pegue un grito que asuste a mis padres. Y después de decirme gilipollas, intente saber la fecha de estreno. Aaaaaah…los tiempos antes de internet…

    Llegado el día, la película me gustó, pero la primera parte seguía (y sigue) teniendo esa magia especial. Cuando me enteré del argumento (dinosaurios sueltos en todo su esplendor) me imaginaba situaciones más espectaculares que en la anterior entrega. Y si, teníamos la escena de apertura con los Compis. Las caravanas en el acantilado. Los Raptores en la hierba…joder, hasta un Rex suelto por las calles de San Diego. Pero no se…no sentía ese nerviosismo como la primera vez que vimos al primer Dino en Jurassic. O la primera vez que vimos salir al Rex de su jaula. O la inmortal escena de los Raptores en la cocina, así como la del Dilophosaurus con Nedry.

    Supongo que la magia inicial había desaparecido un poco. Para la tercera entrega ya había muerto del todo.

    Con JW…bueno. Supongo que la película remonta en comparación a sus dos secuelas anteriores. Pero la última es ridícula a niveles infinitos. A ver qué tal la última…pero vamos. No espero gran cosa de una saga que ha convertido a los Raptores en animales de compañía fíeles y colegas Deux ex…

    1. No entiendo a los que ponéis JW por encima de JP3. Vale que la 3 es un mojón, pero joder, es que JW puede que sea la película más sobrevalorada junto con Wonder Woman

      1. En mi caso no la pongo en un pedestal. Es igual de nefasta. Pero si que me remonta un poco el ver el parque funcional. Que es una espinita que me dejo la primera de niño…como al personaje de Hammond.

        Ahora bien, la película se me ha desinflado en dos visionados más. Y ya de la última ni hablemos porque vaya telita…

        1. A mí se me desinfló en la sala del cine, pero bien está lo que bien acaba, supongo… y sí, la segunda es horrible. Cuando sólo los malos malotes malvados mueren ya sabes que la peli no va a ser muy buena. Miedo me da la tercera, que ya no pienso ver en el cine ni aunque me paguen.

          Mucho tiempo sin leeros, por cierto. No he podido entrar mucho porque un tal Kratos no dejaba de dar por culo por aquí arriba. ¿Cómo lleváis la plaga bíblica que os dejé antes de retirarme?

          1. Bueno. Eran muchos años sin Dinos en el cine y supongo que el Hype me arrastró. Y si la disfrute en el cine…luego ya…menos. Raptores amaestrados…me cago en la puta ??‍♂️

            De la tercera? Nada. Por mucho que me traigan al elenco original. Que encima, seguro que muere la mayoría. Quita, quita.

            Pues majo, te podrías haber metido el virus en la punta del nabo!

            •Algún familiar infectado.

            •Amigos infectados.

            •Parientes de conocidos cercanos fallecidos.

            •Parientes de familiares fallecidos.

            •Nuestro negocio (como el de muchos) peligrando…

            •En casa creo que lo pasamos en febrero porque mi suegra lo tuvo. Y estuvimos muy malos…pero no puedo confirmar. Son suposiciones.

            Lo dicho. En la punta del nabo.

          2. Ya hablando en serio, yo he tenido más suerte con el puto virus porque no me ha tocado a nadie cercano, pero conozco historias de amigos de amigos que ponen los pelos de punta.
            Esperemos que la capullez de la gente no provoque un rebrote, que con el calor el virus la palme y que tampoco se produzca el rebrote que dicen que puede haber en otoño. Son muchas esperanzas, pero bueno, habrá que tener un poco de fe… y ponerse la mascarilla

          3. A mí familiares directos: mi suegra. Pero ya te digo: Amigos, conocidos cercanos y familiares de los mismos, unos cuantos. Personas que terminas conociendo alguna vez por A o por B. Una pena.

            Yo tengo la misma esperanza tio. Pero ya no se que va a pasar. Luego eso, ves a la gente haciendo lo que le sale de la polla. Que muchos han pensado: después dos meses de vacaciones en casa…fiesta!!!! Y mira no.

            Y la putada es que el virus no hace una selección natural de subnormales…

    2. La maquinaria de merchandising spielberguiana a máxima potencia, muy pocas veces se ha vivido tal nivel de mercadotecnia mundial como cuando se estrenó Parque Jurásico y tuvimos «dinomanía» para rato en todos los ámbitos de nuestra vida.
      Hasta qué punto llegó el asunto que la película logró superar las expectativas del máximo exponente del best seller Michael Crichton y cuando anunció que estaba escribiendo la secuela de su novela más célebre, la publicación de los primeros capítulos de la misma en varios periódicos del planeta fue todo un fenómeno mundial. Yo recuerdo que entre la chavalada esperamos la novela casi como la película y cuando se estrenó El mundo perdido en la era pre internet (donde sólo te llegaban noticias de que algo se estaba rodando, ni sabías cuándo acababa, ni había casi previos ni nada), con sólo el teaser poster tenían los 500 millones de dólares de recaudación asegurados:

      https://www.emovieposter.com/images/moviestars/AA181122/550/british_quad_jurassic_park_2_SD15925_B.jpg

  3. Con Jurasic Park me pasa como con Star Wars, tengo la idea en mi cabeza de que es una saga que me encanta, pero en realidad todo lo que han hecho desde la segunda me parece una soberana mierda… paradojas de un dios, supongo

Deja un comentario

You May Also Like

Los Teleñecos en versión zombie

Estas Navidades se estrena la nueva película de los Teleñecos. Pero como estamos en la semana de Halloween os ofrecemos esta nueva perspectiva de los adorables muñequitos de Jim Henson.
Ver entrada

Especial MCU: Iron Man 2 (2010) de Jon Favreau

Continuamos nuestro especial sobre el #mcu en el que repasaremos cada semana una película de la factoría Marvel hasta llegar al estreno de «Vengadores: #Endgame«.Alejandro García y Paco Casado hablan sobre » Iron Man 2″, la película de 2010 que continuó el Marvel Cinematic Universe.
Ver entrada

Las treinta y una películas de 2016

Un año más hemos pedido a nuestros colaboradores que nos destaquen lo mejor visto en este 2016. Como los criterios de distribución en España son tan esquizofrénicos como nuestra presencia…
Ver entrada