Don Jon, moralista comedia sexual

No es que tuviese unas esperanzas demasiado elevadas en Don Jon, debut en la dirección de por lo que la palabra decepción no sirve en este caso. Lo que en un principio podría haber sido el lado amable y divertido de Shame termina siendo una historia moralista y previsible impropio de una producción indie.

El cine norteamericano tiene una larga tradición de cine sexual, eminentemente discursivo, que va desde Todo lo que quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar a Closer, pasando por Sexo, mentiras y cintas de vídeo. La característica común en todas ellas es considerar el sexo algo cerebral, más hablado que hecho. Pero, sobre todo, algo problemático y causante de mil y un embrollos.

En Don Jon el problema es que el Jon del título es adicto a ver porno y ni siquiera tener a de novia le impide seguir con esta afición. Poco más desarrolla un más inspirado como actor que en el resto de facetas de guionista y director. En realidad lo poco destacable de Don Jon es el apartado actoral con una Johansson estupenda como choni y como señora algo más comprensiva con las aficiones del chaval italoamericano.

Don Jon

Parece que Don Jon no quiere ser mucho más de lo que realmente es: una pequeña que no va más allá de un personaje algo curioso. Como ocurría con Una proposición indecente, otra muestra de película sexual de fondo reaccionario, la simple pregunta de ¿Qué pasa si tu novia te pilla viendo porno? es estirada mediante mil y una repeticiones sin llegar a plantear ninguna otra reflexión.

El intento de hacer al personaje alguien con un supuesto problema (en ningún momento vemos cómo su aparente adicción le afecta en la vida más allá de la mencionada pregunta) que tiene que acabar aprendiendo una lección acaba hundiendo una película que no quiere llegar a ser demasiado pretenciosa y se queda en demasiado mediocre. Y nuevamente tenemos al sexo como algo con lo que hay que tener cuidado porque aunque parezca divertido es un arma de doble filo de la que no debemos disfrutar demasiado. Al menos si no es con amor, que eso ya es otra cosa.

Deja un comentario

You May Also Like

La viuda, formidable Isabelle Huppert en un thriller anodino

Dirigida por Neil Jordan, y el peso imborrable de obras maestras como Entrevista con el vampiro o Juego de lágrimas, La viuda (Greta) se aleja lo suficiente del thriller convencional…
Ver entrada

La gran estafa americana toma posiciones en los Globos de Oro

Anoche se celebraron los Globos de Oro, un buen termómetro para ver qué pasará en los Oscars que anuncian sus nominaciones el 16 de enero. La gran estafa americana y Dallas buyers club fueron las únicas películas que repitieron galardón en unos premios que contentaron a todos menos a Nebraska y A propósito de Llewyn Davis.
Ver entrada

SEFF’17 Sección Oficial: BARBARA, la ficción de la cantante

El cine de Mathieu Almaric siempre se mueve en un terreno entre la experimentación narrativa y la humildad del cineasta que parece que solo quiere jugar con el medio. En…
Ver entrada