Atlántida Film Fest: VIDA Y MUERTE DE UN ARQUITECTO

Vida y muerte de un arquitecto, dentro del Atlántida Film Fest, recupera la figura de José Ferragut, arquitecto bien conocido en Mallorca, que fue asesinado en la época de Franco a finales de los años 60. La obra documental de Miguel Eek se esmera en hacer una reconstrucción de los hechos en su primera parte muy lograda, donde presentan al arquitecto asesinado como un hombre recto y serio, de carácter y eminentemente profesional basándose en testimonios y fotografías de la época.

Vida y muerte de un arquitecto

El tratamiento posterior del caso me ha dejado algo más fría, ya que en la primera parte Eek ha dejado a un lado su vida personal para conseguir un pequeño golpe de efecto tras la primera media hora al desvelar (para quien no conociera el caso) que ya en la época se especuló con que el móvil de la muerte fuera un chantaje económico debido a su condición de homosexual.

La mejor baza de Vida y muerte de un arquitecto es que se desarrolla a través de las declaraciones de personas que conocieron a este arquitecto, que realmente parecía adelantado a su tiempo si observamos con detenimiento su obra, pero quizá alarga deliberadamente la parte en la que se da el juicio encontrado sobre su homosexualidad (que a mi me ha parecido bastante clara por otra parte). Puede que este alargamiento sobre si homosexual sí, homosexual no, se haya forzado un poco para darle algo de vidilla a la posibilidad de que se empleara su condición sexual para enmascarar un crimen por motivos éticos (ya que Ferragut se opuso frontalmente a la especulación urbanística en Mallorca poco antes de su fallecimiento).

Para mi gusto, los personajes más interesantes hablan poco (hay un ex compañero de trabajo y un policía implicado en el caso sobre el que creo que se podría hacer otra película); y la línea del documental en modo presentación-vida oscura-ensalzamiento habría ganado más si el ensalzamiento hubiera sido una constante a lo largo de toda la cinta y no sólo durante los últimos 15 minutos.

La mejor baza de Vida y muerte de un arquitecto es que se desarrolla a través de las declaraciones de personas que conocieron a este arquitecto

Pero a pesar de esto que digo el personaje de Ferragut me ha parecido muy interesante, he buscado más información y no he dado con nada, espero que Vida y muerte de un arquitecto sirva para rescatar un poco su figura del olvido. Si sienten curiosidad vean el documental y, si tienen oportunidad, visiten la iglesia de La Porciúncula en Mallorca. Yo tuve el placer de hacerlo con mi profesora de historia del colegio y fue realmente interesante (si doña Aurora llega a aderezar el viaje con la historia del asesinato de su arquitecto habría tenido enganchados al relato a 40 niños en lugar de a 5). Muy recomendable.

Deja un comentario

You May Also Like

A todo tren. Destino Asturias, Torrente y los niños se van de viaje

Dicen los más viejos del lugar que España tenía una larga tradición de comedias en las que no hacía falta rodar remakes encubiertos de otras películas europeas. Hablan de Berlanga,…
Ver entrada

Magical Girl, el título es lo de menos

Carlos Vermut, la cara B de Santiago Segura, vuelve al cine para dirigir su segundo largometraje, Magical Girl, una especie de Kill Bill existencial bañado de pullitas a la sociedad…
Ver entrada

Posesión Infernal, mortalmente divertida

A finales de los 70 y principio de los 80 el cine de terror vivía un momento de esplendor un poco raro. Una mezcla de seriedad salvaje se había impuesto…
Ver entrada