Atlántida Film Fest: Taller Capuchoc, cuándo todo está perdido.

Carlo Padial ha decidido volver a hacer otra película para minorías, basadas en las de los talleres literarios y con al frente. Es imposible no hace un símil entre esta, la nueva española nacida al amparo de internet, y la comedia de Louie C.K., teniendo como eje central al mismo tipo de personaje, un hombre que duda demasiado ante la vida y que ha dejado de adaptarse a ella para ser un outsider, y cuando lo normal hubiera sido adaptarse y conformarse frente al maremágnum ‘modernuki’ que nos rodea, decide hacerse a un lado y hacer ver que los raros son los otros.

Protagonizada por Miguel Noguera, cómico ‘especial’ famoso en ciertos círculos por su ‘Ultrashow’, que intenta levantar una película a la deriva, pero que se ve ahogado por los múltiples y continuos tartamudeos que te sacan constantemente de la historia en sí, descolocándote y haciéndote dudar de si lo que ves es una persona insegura o la mejor/peor imitación de desde que en Melinda y Melinda.

Taller Capuchoc

Poco más puedo añadir de una película que me tenía intrigado a raíz del primer trabajo de su director, Mi loco Erasmus, dónde demostró que los antihéroes cómicos también pueden funcionar siempre que estén en entornos creíbles, con secundarios creíbles, aunque lo que hagan sea algo totalmente alejado de esa normalidad, cosa que no funciona en Taller Capuchoc por la multitud de chistes sin sentido y tirados con dardo a todos aquellos que viven de la cultura de un modo u otro, pretendiendo ser más un alegato del ‘no, ese tipo de cultura es caca, la nuestra es mejor’ más que una con crítica social.

Hagamos especial mención a la edición de la película, ya que plantea un juego hasta ahora poco visto, alejándolo de la comercialidad pero también de ese cine de arte y ensayo, llegando a ver lo que pasaría si un programa de edición tuviera un hijo con un power point de fotos bonitas.

Taller Capuchoc

En definitiva, una película, principalmente, apta para amantes de la de internet que se hace ahora en este país, el resto tendremos que conformarnos con escribir tweets mamarrachos sobre pedos y tetas, que se ve que es para lo que hemos nacido.


ATLANTIDA-FILM-FEST

0 comments
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

You May Also Like

La hija de un ladrón, sin ser agradecida

De vez en cuando uno se encuentra algún tweet que parodia la compulsiva necesidad de algunas personas de dar las gracias. No sé hasta qué punto soy una de ellas,…
Ver entrada

A Royal Affaire, Good Vibrations y Reality, cómo darse de bruces con la realidad que te rodea

Tres películas vimos ayer en el Festival de Cine de Sevilla con el factor común de estar basadas en hechos reales las dos primeras. Por su parte la italiana Reality…
Ver entrada

Festival de San Sebastián 2019 (Sección Oficial): «Rocks» y «Diecisiete»

En la proyección de Waiting for the barbarians, la chica que tenía al lado (que creo que era una actriz que aparece en un largo de Horizontes Latinos) ha caído roque…
Ver entrada