Arranca el Festival de Sitges 2019

Hoy arranca la 52 edición del Sitges Film Festival, el evento de cine fantástico y de terror más importante a nivel internacional. Este año la temática del certamen rinde homenaje a los cuarenta años que cumple la primera película de la saga Mad Max. Homenaje que parece anecdótico ya que el festival (probablemente debido a problemas logísticos) no ha podido ni invitar a profesionales notables relacionados con la saga ni proyectar ninguna de sus películas. El festival vuelve a contar con invitados de categoría com Sam Neill, Patrick Wilson, Aaron Paul, Asia Argento, Nickolaj Coster-Waldau entre muchos otros y pese a no superar el listón marcado el año pasado (recordemos que asistieron personalidades como Nicolas Cage, Tilda Swinton o Ed Harris) sigue siendo una de las tantas atracciones del festival.

Este año la programación sigue contando con el mismo número de categorías pero reduce notablemente el número de películas programadas. Estos últimos años el festival estaba manejando la proyección de unas 200 películas y este año se ha visto reducido en unas 30. Ángel Sala, director del festival, afirmó que 170 películas son suficientes para crear un festival variado y completo. Y no le falta razón, a veces menos es más.

Cada año es muy difícil hacer una selección de películas candidatas a estar entre las mejores o más atractivas apuestas del certamen. El festival cuenta con muchas óperas primas, premieres mundiales y películas que solo han tenido circuito dentro de festivales. Las expectativas vienen generadas sobre todo por los profesionales que acompañan a las obras y por las expectativas generadas por la crítica. A continuación una selección de diez películas que, a título personal, pueden ser las más atrayentes e interesantes dentro de la inabarcable programación:

Festival de Sitges 2019

En la hierba alta: película inaugural y una gran declaración de intenciones por parte del festival en torno al debate de la presencia de películas producidas por Netflix dentro de los festivales. Sitges siempre ha acogido este tipo de obras y las ha entendido como una gran oportunidad para ser vistas en gran pantalla. In the Tall Grass es una película basada en la novela homónima de Stephen King y Joe Hill, dirigida por Vincenzo Natali (Cube) y protagonizada por Patrick Wilson (Expediente Warren).

Festival de Sitges 2019

Color Out of Space: obra que llega a Sitges en unas condiciones parecidas a las de Mandy el año pasado. Está interpretada por Nicolas Cage y parece desarrollar un imaginario (a través de la historia Lovecraftiana en la que se basa) tan único como el que tenía el film de Panos Cosmatos. Tras la cámara está un director admirado por el festival, Richard Stanley, director que ya estuvo en 1990 con su película Hardware.

Festival de Sitges 2019

Guns Akimbo: el único fotograma que circula de la película es Daniel Radcliffe en calzoncillos y bata con una pistola en cada mano delante de un policía. Pocas imágenes resultan tan atractivas como esta. Veremos si el resto de la película está a la altura.

Festival de Sitges 2019

Bacurau: una especie de Ciudad de Dios pero en clave de spaghetti western retrofuturista protagonizado por Udo Kier. Si esto no es suficiente motivo para tenerla en consideración, la película viene avalada por su premio del jurado ex-aequo en la pasada edición de Cannes.

Festival de Sitges 2019

The Forest of Love: un festival de Sitges sin Sion Sono no es un festival de Sitges. Tras su incursión en Amazon con la maravillosa Tokyo Vampire Hotel esta vez Sion Sono trae su nuevo film de la mano de Netflix. El film tendrá premiere mundial en Sitges por lo que sabemos muy poco de la nueva obra del visionario director nipón. 

Ride your Wave: nuevo film de otro conocido del festival y que últimamente cada año suele aparecer entre la programación. La nueva película del increíble director de animación Masaaki Yuasa, mezcla surferos, bomberos y uno de sus elementos más recurrentes y favoritos: el agua. 

Weathering with You: otra de las tantas propuestas de animación interesantes que presenta cada año el festival. La nueva gran superproducción de Makoto Shinkai que arrasó en la taquilla internacional con Your Name lleva diez semanas entre el top 3 de taquilla en Japón. Veremos si repite su buena acogida en España. 

El faro: seguramente la película más esperada del festival. Su paso por San Sebastián parecía peligrar su programación pero el festival ha hecho todo lo posible para traerla. Protagonizada por Robert Pattinson y Willem Dafoe y con Robert Eggers (La bruja) tras las cámaras. Muy pocas cosas pueden salir mal. 

Vivarium: película que tuvo su premiere mundial en el Festival de Cannes y que generó muy buena acogida. Protagonizada por Jesse Eisenberg y Imogen Poots narra la historia de una pareja atrapada en un laberinto en forma de vecindario.

The Halt: es de agradecer que el Festival de Sitges programe por segundo año consecutivo una película de Lav Diaz. Sus obras a causa de su duración solo tienen circuito de festivales y no llegan a estrenarse en salas. No hay que asustarse por el metraje del film y dejarse llevar por las increíbles experiencias planteadas en sus películas. Una de las grandes oportunidades del festival que no hay que dejar escapar.