Amanecer Parte 1, entretenido culebrón

Si algo nos propusimos cuando iniciamos Cine en serio es intentar ser objetivos dentro de nuestras posibilidades. Lógicamente la objetividad no existe en la crítica de cine, ya que es el gusto por las cosas es algo puramente subjetivo. Aún así la filosofía siempre fue no decir no a nada y darle una oportunidad a todo.

Partiendo de esa base me dispuse a disfrutar de Amanecer Parte 1, el principio del final de la saga Crepúsculo, con la mente muy abierta. Hay que ser realistas y saber a lo que uno se enfrenta cuando va a ver una película de este tipo y no tiene mucho sentido analizarla en los mismos términos que uno analizaría El Séptimo sello (ojo, que en la película se podría decir que hay un homenaje a esta cinta).

Resumiendo, decir que Amanecer Parte 1 es una basura porque no es cine elaborado sería como decir que Agujetas de color de rosa es una mierda comparada con The Wire.

Amanecer Parte 1, como decía, es el principio del fin de la saga, la primera parte del capítulo final, así que corre el riesgo de contar demasiado y que la gente ya se huela el final o pecar de no contar suficiente y que sea aburrida. Sin embargo Amanecer Parte 1 logra capear todo esto y sale bastante airosa.

Como culebrón adolescente tiene todos los elementos para que las adolescentes disfruten de lo lindo. De hecho, no pasan ni dos minutos desde que empieza la película y Jacob ya se ha quitado la camiseta. Además también tiene algunas pinceladas de acción y peleas, para que los novios o pagafantas de esas muchachas tampoco se aburran.

Pese a ser una película de vampiros y hombres lobo Amanecer Parte 1 (y toda la saga) carece por completo de la mitología que suele acompañar a esas historias. Seamos sinceros, si pretendes ver aquí detalles de Nosferatu no los vas a encontrar, porque esta es una historia ligera y esos detalles importan bien poco.

Amanecer Parte 1 es una historia de amor imposible, es como un drama romántico pero con vampiros y hombres lobo, pero una historia romántica al fin y al cabo. Es sincera a más no poder y no pretende en ningún momento ser más que eso y ahí es donde está la gracia de este tipo de películas.

A destacar también que la historia está contada desde el sentido del humor y hay algunos momentos bastante graciosos que me ahorraré contar para no fastidiaros la trama, pero tengo que reconocer que me eché unas cuantas risas.

Por otra parte y como era de esperar la película acaba con un cliffhanger brutal. Quizás para los que se han leído el libro esto no es novedad pero si te está gustando la historia ese final te deja con ganas de más y es de agradecer (me encantan los cliffhangers) que no te cuenten más de la cuenta.

No hay mucho más que decir porque ciertamente la película no da para más, solo un último detalles: TEAM JACOB.