Adiós a Terry Jones, de Brian al Spam

El pasado verano Terry Gilliam, el único americano de los Monty Python, declaraba al Daily Star Sunday que una reunión del grupo cómico era prácticamente imposible: “No hay posibilidad de que tengamos una nueva reunión. Solo quedan cuatro de nosotros que realmente funcionan. Y eso no es Monty Python, así que no, no tiene sentido”. Gilliam dejaba de lado a Terry Jones debido a la grave demencia que por aquel entonces sufría, que le impedía hablar y pensar con claridad. Finalmente, el pasado martes 21 de enero, Terry Jones fallecía en Londres a la edad de 77 años.

Para un servidor, no cabe duda que Terry Jones posee dos grandes logros de estos que resonarán culturalmente durante mucho tiempo. En primer lugar, más allá de todas sus películas como director, como bien apunta John Cleese, siempre será La vida de Brian la película por la que será recordado. Dirigir a un grupo tan caótico como los Python tuvo que ser sin duda una titánica tarea y ya solo por las carcajadas que su “Él no es el mesías, sino un chico muy travieso” nos provocó merece nuestro recuerdo.

El segundo logro cultural que protagonizó Terry Jones fue la incorporación a nuestro vocabulario de uno de los términos más usados no solo por informáticos sino por cualquiera que tenga una cuenta de mail: el SPAM. Uno de los sketches del Monty Python’s Flying Circus (que tenéis disponible en Netflix) presentaba a Terry Jones como una tabernera que se empeña en incluir Spam (jamón cocido enlatado) en todos los platos que servía. De ahí, a inicios de los 90 cuando Internet comenzaba a ser algo se adopto el término Spam para definir un correo o comunicación no deseada.

Sus compañeros de Monty Python emitieron una serie de mensajes recordando al director de La vida de Brian.

“Te echaremos de menos, viejo amigo. Me siento muy afortunado de haber compartido mi vida con Terry”

Michael Palin via Twitter

Acabo de enterarme de lo de Terry J.

Es extraño que un hombre de tanto talento y entusiasmo se haya desvanecido tan suavemente.

De sus muchos logros, para mí, su mayor regalo fue la dirección de La vida de Brian.

Dos fuera, quedamos cuatro.

John Cleese via Twitter

Lo amé desde el momento que lo vi en el escenario del Festival de Edimburgo en 1963. Todos hemos compartido con él muchas risas y momentos hilarantes en el escenario y fuera de él. Si lo conociste, es una situación muy triste, pero si no lo hiciste siempre podrás sonreír con los muchos momentos tan maravillosamente divertidos que nos dio.

Eric Idle via Twitter

¡¡ERA UN CHICO MUY TRAVIESO!! … y te echamos de menos.
Terry era alguien totalmente entregado a la vida … un ser humano brillante, constantemente cuestionando, iconoclasta, justamente argumentativo y enfadado, pero escandalosamente divertido, generoso y amable …

Terry Gilliam via Twitter
Terry Jones Spam