A.I. Inteligencia Artificial, Spielberg en estado crudo

El proyecto soñado de Stanley Kubrick pasado por el tamiz de Steven Spielbergen el año 2001. A pesar de que pudiese sonar a sacrilegio fue el propio Kubrick el que pasó el testigo e ideó el mítico A Stanley Kubrick production of a film. El neoyorquino, listo él, siempre pensó que era una película más cercana a la sensibilidad del director de E.T. que a su fría y distanciada visión del ser humano. Y esto es precisamente lo que Spielberg aporta al relato del moderno Pinocho que sólo desea ser amado: calidez.

Muchos acusaron en su momento a Spielberg de pasarse de ñoño y de pecar de infantilismo; y no les faltaba en parte un poco de razón. Spielberg quitó el freno de mano de la sensibilidad e incluso tuvo las agallas de darle el papel de Pepito Grillo a un osito de peluche (cosa que puso de los nervios a muchos). Reconozco los riesgos que todo esto conlleva, pero esta es la típica película en la que o entras desde el primer minuto o estás fuera de ella todo el tiempo y maldiciendo al cursi del Spielberg. Y yo tengo que confesar que entré hasta el fondo y acabé llorando con la odisea del niño David en su búsqueda del amor de su madre.

Siguiendo el esquema clásico de Kubrick de tres actos bien diferenciados y en su primer guión desde “Encuentros en la tercera fase, Spielberg nos da muestras de lo mejor de si mismo y nos descubre nuevas caras que no conocíamos: sensible y tierno en la primera parte, donde un inmenso Haley Joel Osment se revela como el gran actor que es; cruel y cínico en la segunda parte; y abstracto en una tercera parte final. No era fácil conjugar tantos matices, tantos estilos, tantas atmósferas y, al mismo tiempo, resultar coherente, pero la coctelera funciona a las mil maravillas.

Con Artificial Intelligence: A.I., Spielberg da un segundo paso (tras Salvar al soldado Ryan) hacia un periodo oscuro de su carrera donde su mirada se recrudecería. “Minority Report”, “Atrápame si puedes“, “La terminal”, “Munich” e, incluso, “La guerra de los mundos” dan buenas muestras de ello: el retrato social desde una perspectiva futura, la mentira como supervivencia, la burocracia moderna mezclando a Capra con Kafka, la visión política de la actualidad desde la mirada al pasado, la descomposición de la familia a través de una invasión alienígena. Eso si, nunca sabremos, afortunada o desgraciadamente, que hubiese opinado el huraño Kubrick de lo que Spielberg hizo. Hay fans de Kubrick que pusieron el grito en el cielo, otros bendijeron la obra. Ninguno es medium.

A.I. INTELIGENCIA ARTIFICIAL SE EMITE ESTA NOCHE A LAS 22:30 EN NEOX

0 comments

Deja un comentario

You May Also Like

Seminci 2021: «Last Film Show», «El contador de cartas» y «Hit the Road»

Last Film Show (Pan Nalin, 2021) Samay (Bhavin Rabari) es un niño de nueve años en Chalala, una zona rural del oeste de la India. Su padre es un hombre…
Ver entrada

Festival de Málaga 2019: «522. Un gato, un chino y mi padre», sí, ese es el título.

No, no es el comienzo de un chiste. 522 son los pasos que Georgina puede dar antes de sufrir una crisis; el gato, su compañero y protector; el chino, su…
Ver entrada

SEFF2015: Two friends, triángulo de amor bizarro

El debut en la dirección de un largometraje del actor Louis Garrel tiene cierto aire desvaido, desgarbado, como de andar por casa, claro que no en cualquier casa vive el…
Ver entrada