Carta blanca, desternillante y bestia

Cuando me enteré de que los Farrelly tenían una nueva película me alegré un montón. Siendo sinceros su carrera ha sido realmente irregular, pero por el simple hecho de habernos regalado cosas como Dos tontos muy tontos, la infravalorada Vaya par de idiotas o Algo pasa con Mary, todos estamos en deuda con ellos y debemos acudir a todos sus estrenos.

Carta Blanca tiene uno de esos argumentos imposibles y absurdos que tanto le gusta a Hollywood. Dos hombres casados obsesionados con el sexo reciben una semana de carta blanca, en la que podrían hacer lo que quisieran sin que sus mujeres le pudieran reprochar absolutamente nada. Suena divertido.

Reconozco que al principio de la película me dio un poco de bajón, ya que no empezaba con la fuerza que esperaba. Quizás demasiado relajado para la comedia bestia que estaba esperando ver. Pero por suerte estaba bastante equivocado, ya que desde el instante en que los protagonistas reciben la famosa carta blanca todo se desmadra.

La película tiene unos cuantos gags absurdos y bastante irreverentes, chistes escatológicos y humor no precisamente del fino. Quien espere ver aquí algo de humor inteligente se encontrará todo lo contrario, aunque esto no es estrictamente malo. De hecho es realmente bueno. ¿Acaso es fácil hacer reír mostrando primeros planos de penes? Yo creo que no.

Quizás los protagonistas, interpretados por Owen Wilson y Jason Sudekis, estén un poco contenidos. Se podría decir que el grueso del humor en Carta Blanca es gracia al elenco de secundarios, entre los que destacan el desaprovechado en este caso J.B. Smoove o Derek Waters. Al fin y al cabo los protagonistas no dejan de ser una marioneta que no se dan cuenta del lío en el que están metidos.

No hay mucho más que decir al respecto. La película no defraudará a los que buscaban pasar un buen rato y reírse con las tonterías que le ocurren a dos tipos bastante salidos. Quien busque otra cosa en Carta Blanca mejor que se meta a ver otra película, aunque la verdad es que la cartelera tampoco ofrece muchas alternativas interesantes.

Como mención especial la buena selección musical de Carta Blanca. No se quien lo ha hecho, pero parece que sabe lo que hace.

P.D: Por sacar algo negativo de Carta Blanca deciros que el doblaje es radicalmente lamentable. Si tenéis oportunidad verla en versión original.

Deja un comentario

You May Also Like

Seminci Valladolid 2019: “Papicha”, “Despite the Fog”, “El joven Ahmed” y “Hombres de piel dura”

En nuestra cuarta crónica desde la Seminci de Valladolid, viajamos al Argel de los 90 con Papicha, a la Italia actual con el drama de los refugiados en Despite the…
Ver entrada

Infierno azul, la mujer y el monstruo

¡Ya estamos en verano! Una estación propicia para viajar y pasar las vacaciones en lugares paradisiacos, tal y como plantea Infierno azul. A ese carro se apunta Nancy, una Blake…
Ver entrada

Sitges 2014: Musarañas

He de ser humilde y reconocer que nunca he sido un ferviente apasionado del cine de Álex de la Iglesia. Reconozco su importante labor como cineasta en nuestro país pero…
Ver entrada