31 películas para un marzo femenino


LUZ DE GAS: Porque hasta hace nada (y no sé si esto está completamente superado), si una mujer empezaba a ir por ahí diciendo que sentía que había algo raro en su vida le decían: a callar y a sufrir, es lo que toca. O eso o de cabeza al manicomio, tú eliges, mona.