28 películas raras para febrero

JOHN MUERE AL FINAL: Diversión, horror y desconcierto se juntan en una película de la que es mejor no saber absolutamente nada antes de verla.