Triple 9, S.O.S a la policía

 

Es más que probable que no nos sepamos muchos de los códigos policiales que existen pero después de ver esta película al menos este sí que se nos quedará grabado en la memoria. El triple 9 (999) significa que un agente de policía ha caído. Esto hará que todos los compañeros que se hallen por la zona acudirán a la llamada para socorrerlo.

Triple 9

El director John Hillcoat al que conocemos por películas dramáticas de como La carretera o Sin ley ahora se adentra en el género del cine policiaco actual donde los atracos y la mafia rusa están estrechamente relacionados. Series de televisión como han puesto de moda a este tipo de elegantes asesinos que beben vodka y se caracterizan por una inusitada violencia. Precisamente por estar a buenas con una de estas familias un grupo de policías corruptos y ex agentes son capaces de robar en un banco en unas primeras escenas impactantes que nos recuerdan aunque todavía de lejos a la espectacular Heat o a otras más recientes como The town del Batman . Esto traerá consigo insospechadas consecuencias que desembocarán finalmente en la llamada de auxilio con código triple 9. Una trampa mortal que no sale según lo esperado.

Triple 9 no descubre nada nuevo, la corrupción sacude a todos y a todo llegando hasta las más altas esferas y tocando a quienes en principio deben perseguirla. Training Day de Antoine Fuqua presentaba a dos tipos de policías muy distintos. Uno de ellos, el más experimentado, había entendido que la calle convierte a cualquiera en un monstruo y que para sobrevivir entre leones hay que ser uno de ellos. El otro, un novato policía en esa peligrosa zona, aprendía a fuerza de palos y traiciones que nunca debes confiar en nadie. Ser un lobo solitario hace que no tengas que estar constantemente mirando detrás de tu espalda. Esto es lo que plantea Hillcoat con los personajes de Casey Affleck y , dos policías con dos maneras muy distintas de ver el mundo que los rodea. Uno pretende mejorarlo, el otro sacar provecho y tajada de su poder y posición. Junto a ellos una irreconocible en un papel que no le pega nada pero que consigue salvar y un magnífico como siempre que eleva el nivel de la película.

Triple 9

Este Colors del siglo XXI recorre de patrulla algunas de las zonas más peligrosas de la ciudad deteniéndose en barrios con personajes de la nueva delincuencia mexicana. Las brutales maneras que tienen de eliminar a sus enemigos o de ajustar cuentas con ellos ya no sorprenden pero aún impresionan. Para enfrentarse a ellos a menudo el cuerpo de policía debe utilizar unas técnicas más propias de la guerrilla. Unas luchas cuerpo a cuerpo o escudo a escudo en donde el peligro es constante y asoma en cada esquina. No solo deben lidiar con todo tipo de maleantes sino también con todos aquellos civiles que les ven como una amenaza. Algo que por desgracia a veces ocurre en la realidad y no solo en el cine.

Esto va por épocas. Hemos tenido a malhechores afroamericanos, mafias italianas, chinas, jamaicanas, yakuza japonesa, narcotraficantes colombianos y franceses y ahora tocan ladrones irlandeses y mafia rusa o ucraniana. Esto es así. Algunos se van y otros aparecen pero el mal no abandona las calles y solo cambia de nombre y manera de hacer las cosas. El poder y el dinero corrompe, esperemos que aquellos que velan por nuestra seguridad no se dejen tentar por tan apetecible golosina.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies