Teen Titans Go! La Película, destrozando la cuarta pared a carcajadas

 

Tiene narices que después de cinco películas del malogrado Universo Cinematográfico DC, haya tenido que venir la adaptación a cine de una serie de animación juvenil para poner, al fin, algo de cariño en los personajes. Porque Teen Titans Go! La Película es, ante todo, una reverencia al Universo DC, a sus personajes, a sus tramas, a sus clichés y, también, a sus errores.

Teen Titans Go! La Película

Y este canto a DC viene con ración extra de cariño por Marvel (a la que se parodia y referencia sin tapujos, con el propio Stan Lee poniendo voz en su cameo más autoconsciente y divertido) y de tirón de orejas a la sobreexplotación del cine de superhéroes. Esta es una película para fans con sentido del humor, porque no dejan títere con cabeza: desde el rodaje de Batman V. Superman 2 hasta la fallida película de Green Lantern pasando por palizas a famosos actores de Hollywood, todo pasa por el filtro de Teen Titans Go!. Y le sienta estupendamente.

Ya el argumento es toda una declaración de intenciones: Robin, el líder de los Teen Titans, quiere una película propia a toda costa ahora que todos los héroes de DC están consiguiendo una, pero los Teen Titans son considerados unos payasos secundarios más que unos superhéroes. Para ser tomados en serio, urden varios planes para conseguir un archienemigo y así lograr su propia superproducción. Claro, todo se tuerce de forma hilarante (y sorprendentemente emocional) una y otra vez. No se podría esperar de otra forma.

No todo es perfecto en Teen Titans Go! La Película: la estructura de la película no empieza a ser sólida hasta bien entrado el segundo acto, reservando los 15 mejores minutos de gags a una set piece que no aporta nada a la trama pero que, por suerte para todos, han conservado. Por lo demás, poca queja: abraza el juego metareferencial tanto como puede, y no hace falta haber visto un minuto de la serie para querer a sus personajes y entender las relaciones entre ellos y lo que hacen (entre otras cosas, porque te lo cantan un par de veces durante el metraje).

Teen Titans Go! La Película

Por supuesto, si lo que pretendes es ver una película repleta de respeto a los personajes, seriedad y dignidad, lo mejor es saltársela. Y es que lo mejor de Teen Titans Go! La Película es lo poco en serio que se toma a sí misma. Es totalmente consciente de lo que es, y lo aprovecha al máximo para hacer todo lo que no se podría hacer en otras películas del universo, incluyendo larguísimos chistes de pedos, salvar a los padres de Bruce Wayne y Nicolas Cage interpretando, finalmente, a Superman.

Un fabuloso delirio con unas canciones excepcionalmente pegadizas (ojo a esa ‘My superhero movie’, un rompepistas), unos chistes que rara vez fallan (e incluso los que lo hacen no molestan, ya que forman parte del ambiente festivo) y una celebración no solo de la serie de televisión original, sino de todo un universo que, por fin, vemos representado con nombres y apellidos, con detalles aquí y allí. Pura diversión para cualquier fan de los superhéroes. Tras tanto color, ritmo y diversión, cualquiera vuelve a ver la gris El hombre de acero.

¡Ah! Un detalle para los fans de las series de dibujos de DC: esperad hasta la mitad de los títulos de crédito, porque hay una sorpresa que os va a dejar con la boca abierta de par en par. ¿Para cuándo la secuela?

RANDY MEEKS

Come and watch the fatty kid with a steadily declining mental health, and laugh as he attempts to give you what he cannot give himself.

Deja un comentario