Especial Nicolas Winding Refn: MY LIFE DIRECTED BY NICOLAS WINDING REFN (2014)

 

En el Gambler presenciamos como y su familia sufría la ruina producida por el fracaso de Fear X. Sobre todo veíamos como su mujer, la actriz Liv Corfixen, era el principal apoyo del director danés, aunque a veces tuviese que luchar contra el carácter impulsivo, cercano a lo autodestructivo de su marido. Por ello, durante el rodaje de Solo Dios perdona se propuso rodar un documental donde en primera persona narrase como era su vida con el artista. De ahí surge My Life Directed by Nicolas Winding Refn.

my life directed by nicolas winding refn

Ya en el título vemos las intenciones de Corfixen a la hora de afrontar la obra. La actriz y directora siente que no es libre en su vida y que está condicionada (dirigida) por la grandeza adquirida por su marido tras el mundial éxito de Drive. Para no repetir la experiencia de la soledad tras la marcha de Winding Refn a para realizar su anterior película, Corfixen decide trasladarse a Bangkog con sus dos hijas y asistir a todo el proceso de realización de Solo Dios perdona. Allí seremos testigos de las mil y una dudas de sobre la película que está haciendo, los problemas financieros con soluciones realmente chapuceras, el continuo vacile al que le somete , la comedura de coco que tiene con Alejandro Jodorowsky… Pero sobre todo presenciamos múltiples estampas familiares realmente íntimas que reflejan que toda la seguridad del director ante la prensa es pura fachada y que en realidad trabaja, como la mayoría de los artistas, desde la intuición más que desde la racionalización y una continua falta de seguridad.

Con My Life Directed by Nicolas Winding Refn Liv Corfixen despoja a la creación cinematográfica de todo su halo romántico y lo muestra como un proceso sucio, caótico y desagradable pero que a su vez tiene un carácter necesario y catártico. Corfixen muestra a su marido como una persona depresiva pero que a su vez lee las crueles críticas hacia Solo Dios perdona con sorna, como satisfecho del deber cumplido de haber tocado las narices a más de uno. Y en medio de este caos, Corfixen busca su lugar, aspirando a ser algo más que la mujer de Nicolas Winding Refn, soñando con ser ella la que dirija su propia vida.

 

 

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era "una del espacio". Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies