Muestra SyFy: Día 1 y 2

Muestra Syfy

No es la muestra de cine más conocida del país, y ni tan siquiera es un referente en el mundo de lo fantástico. No se dan premios al final ni la crítica elige lo más destacado, pero la Muestra SyFy lleva 13 años ofreciendo su porción de rarezas a un público entregado (año tras año los mismos, siempre, sin desfallecer) y en el que todo se siente más como una reunión de amigos con Leticia Dolera como perfecta anfitriona (divertida, graciosa, entrañable… No se le puede pedir más) que como un de cine al uso. Hay algo especial en la Muestra SyFy: Los aplausos cada vez que aparece la luna en una película, el mantra “Canino, pa tu culo mi pepino”, los aplausos con el gore… La Muestra SyFy nos devuelve al disfrute del cine como diversión pura y dura, más que como arte. Por eso muchos salimos de las películas diciendo “Es horrorosa como película, pero perfecta para la muestra”. Este año la calidad ha brillado por su ausencia y ha faltado un Coherence o un Lo que hacemos en las sombras, pero sí nos ha dado películas más que reseñables. Vamos a ver lo que hemos visionado el viernes y el sábado. ¡A tope con la Muestra!

Villmark Asylum

1-villmark-720x390

La segunda parte de Villmark, una película de terror noruega que rompió moldes en su país, es típica y aburrida. Así de claro. Bam. El argumento es una sucesión de topicazos a cada cual más aburrido que el anterior: Un grupo de personajes están perdidos en un manicomio encantado en el que hay un guarda cascarrabias que esconde un secreto. Al final, la gracia es verles caer de uno en uno, pero ninguna de las muertes es especialmente creativa o divertida, y cuando llega el momento de verlos fulminados, llevamos demasiado metraje como para que nos importe. Una película de terror al uso sin nada especial, hecha a toda prisa y sin ningún tipo de conexión con Villmark. Si queréis ver un film en que pasan cosas y nada os importa realmente en ningún momento, aquí lo tenéis. Si pretendéis sentir interés por algún personaje o animar a alguien, pasad a la siguiente película…

Nina Forever

nina-forever

Protagonista de uno de los mejores momentos de la historia de la Muestra (la película desincronizando los subtítulos y Leticia Dolera haciendo un audiocomentario en directo), lo cierto es que Nina Forever es una película muy interesante sobre el proceso que todo el mundo lleva a la hora de aceptar una muerte. ¿Cuándo es el momento de dejarla ir? ¿Realmente voy a olvidarla en algún momento? Y es que cuando Rob (cuya novia murió en un accidente de coche) empieza a salir con Holly, ninguno de los dos esperaría que Nina, la novia muerta, apareciera en la cama y en su vida diaria para compartir momentos con ellos. Todo lo que hagan para tratar de deshacerse de ella será en vano. Tristemente, Nina Forever coge este argumento tan interesante y lo alarga hasta el infinito, en 100 minutos que parecen 200. Pese a este error de guión, la película tiene escenas que merecen mucho la pena y una conclusión muy curiosa a la metáfora en cuestión. Y además, si no es aquí, ¿dónde vais a ver un trío sexual entre dos vivos y una muerta?

The Green Inferno

the-green-inferno

No soy yo el mayor defensor de Eli Roth, pero es que lo de The Green Inferno es de traca. Una película anti-activismo, pro-destrucción del Amazonas y en la que las situaciones más absurdas se dan la mano escena tras escena. Una película estupenda para la Muestra SyFy, pero horrible en cualquier otro lugar. Sí, hay planos muy impactantes, y en su puro ridículo paródico es divertida, pero en ningún universo podría considerarla una buena película. Entre risas, aplausos y gritos, Eli Roth nos cuenta la historia de una activista pija que viaja al Amazonas para evitar que destruyan una selva y las tribus indígenas que viven allí. Como la ironía es una cosa que está a la orden del día, acaba presa de una de estas tribus que, además, es caníbal. Lo bueno de The Green Inferno es que no se toma a sí misma en serio en ningún momento, pero esa es su mayor debilidad también: Los primeros 15 minutos parecen más un sketch del Saturday Night Live que una película real. El malo es muy malo, la buena es muy buena, la sangre sale a borbotones y hay desmembramientos variados. Si soy honesto, no puedo recomendarla como película. Eso sí, para una noche tonta con amigos es una película ideal en un pase doble con Holocausto caníbal.

Vulcania

vulcania

Esta película española tiene buenas intenciones, pero se quedan en la superficie, y lo que terminamos viendo, aun estando muy bien rodado, es un sinsentido de situaciones en el que el espectador es privado del meollo de la historia. Me explico: En el mundo de Vulcania, la sociedad está dividida en dos tribus que conviven (algo que ni explican, ni tiene importancia en la trama, ni sabemos para qué sirve), y un grupo de personas con corbata les hacen trabajar para generar hierro, que va hacia el exterior (sin que nadie pregunte ni cómo, ni por qué). Un día, Jonás descubre que puede que haya algo más gracias a un libro infantil que sale de dios sabe dónde y trata de ayudar a Marta a llegar a la cuasi-mítica “ciudad”. El problema de Vulcania es que quiere ser tan críptica y misteriosa que oculta información vital al espectador. Además, el director tiene tan clara la mitología de su historia que no se molesta en explicarla, causando levantamientos de hombros y una enorme indiferencia. No es mala, y cuenta con alguna que otra actuación estupenda (, siempre), pero se podría haber hecho muchísimo mejor.

The Piper

the-piper-

El bonito cuento de El flautista de Hamelín, contado desde una perspectiva adulta y coreana. Esto significa que ahora las ratas se comen a seres humanos, el poblado es mucho más cruel con el flautista y este busca una lo más brutal posible. Aunque se podría haber reducido media hora de sus dos horas de metraje fácilmente, lo cierto es que el final vale por toda la película. Unos personajes bien construidos que llegan a un punto límite en el que el flautista se encargará de que su se lleve a cabo. Buena, sólida, interesante, con su puntito gore y sus ratas asesinas. Lástima que algunas tramas se abran para nunca cerrarse del todo, pero son males menores en una película sobre el mal que la humanidad puede causarse por gusto y la como modo de vida.

Listening

listening

De nuevo nos encontramos ante una película sólida e interesante en la que tres personas consiguen inventar la telepatía, siempre que vaya de un cerebro a otro directamente, sin ningún procesador por el camino. El problema es que, cuando el gobierno echa mano, trata de controlar la vida de la gente con el invento. Listening es un film muy interesante durante su primera hora, pero luego desbarra metiendo por el medio monjes budistas, divorcios, salas rojas (no, no del dolor) y muertes demasiado rápidas como para ser disfrutables. No es una mala película en absoluto, pero sí da la impresión de que podrían haber dado un poco más de sí y ver hasta dónde podrían llegar realmente estos poderes telepáticos. En la media de la muestra.

The Mind’s Eye

mind

Goce. Esa es la palabra que mejor define The Mind’s Eye, una película con gore a mansalva, sobreactuaciones, momentos ridículos y cientos de aplausos en la platea. Situada a inicios de los 90 y con gente con poderes telequinéticos como protagonistas, el film nos ofrecerá cabezas reventadas, personas volando, sangre a borbotones, risas y un villano tan tópico como divertido. Sí, estamos ante una película que deja mucho que desear en todos los ámbitos técnicos, pero que tiene un encanto especial: el encanto de los largometrajes que, sabiendo que no son gran cosa, tratan de divertir a todo el que la vea mediante la explotation, el ridículo y los planos imposibles. Mal dirigida, mal guionizada, mal actuada, pero con un carisma que ya quisieran muchas películas más comerciales. Perfecta para ver entre amigos.

Bone Tomahawk

bone-tomahawk

Quien fuera esperando otro festival de gore en esta película se sentiría triste y cabizbajo, porque Bone Tomahawk es, ante todo, un western. Un western de los de espuelas, caballos, desierto, chica secuestrada, saloon y persecuciones imposibles. Y no solo no pierde en ningún momento su temática, sino que se transforma en el mejor western de las últimas dos décadas. Los personajes tienen todos matices y están perfectamente caracterizados, la amenaza es real y la creemos como tal, la trama está muy bien construida… Pocas cosas negativas se pueden decir de Bone Tomahawk, que cumple cuando llega el momento del gore y que logra mantenernos en tensión en todo momento. hace un papel espectacular, al igual que Patrick Wilson y un sorprendente . No es la mejor película para el público de la Muestra, pero sí la mejor película de la Muestra hasta ahora.

Hoy nos enfrentaremos a Demon, Jeruzalem, Absolutamente todo y High Rise. El lunes, en Cine en Serio, os lo contamos todo.

RANDY MEEKS

Come and watch the fatty kid with a steadily declining mental health, and laugh as he attempts to give you what he cannot give himself.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies