Misión Imposible: Nación Secreta, McQuarrie mantiene el tipo

 

Que una saga como Misión Imposible lleve cinco entregas sin caer en el olvido ni tener películas sacadas directamente a DVD ya es todo un logro y que haya mantenido un nivel aceptable hasta ahora es casi un milagro fruto del dinero y del empeño de Tom Cruise por seguir teniendo un nombre en Hollywood.

Estamos en 2015, 19 años después del estreno de la primera de la saga, donde dirigía a un Tom Cruise en lo más alto de su carrera, que producía e interpretaba por primera vez al agente secreto . Para la segunda película contó con John Woo, para la tercera a un novatísimo J.J. Abrams y para Protocolo Fantasma con Bird. En esta quinta entrega, Nación Secreta, ha sido Christopher McQuarrie quien se ha puesto detrás de las cámaras, con quien ya había trabajado Cruise en Jack Reacher.

Misión Imposible Nación Secreta

En Misión Imposible: Nación secreta, la FMI está disuelta y Ethan Hunt vive ocultándose de la CIA y a la vez tratando de encontrar y desmantelar a una organización secreta que solo él cree que existe llamada “El Sindicato”. Esta organización terrorista tiene como objetivo crear un nuevo orden mundial a través de atentados que no parecen tal. Por supuesto la misión de acabar con esta organización terrorista le llevará a Hunt a enfrentarse una y otra vez a una serie de misiones -cada vez más imposibles- que irá superando con la ayuda de Benji (Simon Pegg), Luther (Ving Stickell) y William Brandt (), además de con la misteriosa Ilsa Faust ().

La trama de un agente dejado a su suerte y enfrentándose tanto a los buenos como a los malos nos empieza a sonar gastada gracias a la saga de Bourne, pero sobre todo lo que más chirría en esta nueva entrega imposible son los tópicos que se repiten una y otra vez, las conversaciones de manual de primero de guión de espías y una autoconsciencia mal entendida.

Misión Imposible Nación Secreta

Pero esta quinta entrega es mucho mejor de lo que uno podría pensar: varias de sus escenas de acción en exteriores son trepidantes, destacando la escena inicial del avión -que rodó el bueno de Tom sin doble- y la persecución en moto por las calles de Casablanca; la banda sonora de Joe Kraemer, aunque no deslumbra por su originalidad, encaja como un guante; y en general la primera mitad de la película resulta muy entretenida. Tom Cruise, a sus 53 años, aguanta el tipo muy bien y la química que tiene con Rebecca Ferguson es quizá de las mejores que hemos visto en la saga. Aun así, algunos críticos norteamericanos han alzado a Nación secreta como la mejor de las cinco, pero por desgracia eso está lejos de la realidad.

Misión Imposible Nación Secreta

Este viernes se estrena en las salas españolas y viendo los resultados que ha obtenido en EE.UU. será probablemente una de las películas más taquilleras del verano. Los fans del agente Hunt además están de enhorabuena porque Paramount está preparando ya la sexta entrega de la saga.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies