Microcríticas: En la mente del asesino

 

ae19scalex

Ni tan mala como para no merecer una pequeña reseña ni tan buena como para dedicarle más de cinco líneas. Tyler Perry es probablemente el actor más malo del planeta, Mathew Fox abre muchos los ojos para que intuyamos que su personaje es un psicópata y Edward Burns hace del amigo del policía por enésima vez (¿encasillamiento? ¿dónde?). Pero tampoco está demasiado aburrida que es lo que cuenta.

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era "una del espacio". Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

No hay respuestas

  1. Himliano dice:

    Entiendo que el papel de Rachel Nichols no llega ni para mujer florero.