Marvel, del papel a la pantalla: Spiderman (2002)

 

Llevar al a la pantalla fue un proyecto arduo que pasó por muchas manos y productoras. El que estuvo más cerca de hacerse con las riendas fue que llegó incluso a escribir un primer borrador de guión mientras esperaba a que los derechos del personaje se aclarasen. Cameron tenía en mente a un jovencito llamado Leonardo como opción para Peter Parker y a Arnold para el papel de Doctor Octopus. Finalmente a finales de los 90 la Sony amarró al trepamuros y empezó la búsqueda del equipo, prescindiendo totalmente de Cameron. Prácticamente todo actor y actriz joven de la época postularon para los papeles de Peter Parker y Mary Jane Watson.

La elección de Sam Raimi no dejó de ser extraña ya que éste nunca había estado al frente de una gran superproducción. Su mayor acercamiento a algo parecido al cine de superhéroes era Darkman, que tampoco es que fuese una película demasiado normal. El estudio también había tanteado durante un tiempo a un tal David Fincher pero lo vieron demasiado conflictivo y poco manejable. Raimi también ofreció el papel a DiCaprio pero en esos momentos el chico ya estaba demasiado subido a la parra y se optó por su amiguete Tobey Maguire.

Maguire aportó al personaje un aire de pardillo, que en realidad nunca tuvo Peter Parker, que era un poco nerd pero tampoco un pagafantas. El resto del reparto cumplía con solvencia: Kirsten Dunst componía una delicada Mary Jane Watson, James Franco daba vida a un Harry Osborn quizás demasiado guapo y  enteradillo y Willem Dafoe disfrutaba con su Duende Verde lleno de histrionismo.

En cuanto a la historia tampoco es que se partiesen mucho la cabeza: contar los orígenes del personaje y tirar para adelante que ya habrá tiempo de otra cosa en las siguientes películas. Lo que sí consiguió Raimi es un eficaz balance entre el dramatismo de persona normal que siempre tuvo Peter Parker y el dinamismo y diversión propio del cómic. Este primer sentó una más que eficaz base para toda la saga y tras el relativo éxito del primer X-Men inició una feliz etapa en el mundo que dura hasta nuestros días.

Para terminar os dejo una curiosidad: el primer teaser que apareció de la película que sólo se vio en unos pocos cines y que tuvo que ser retirado de las pantallas por razones obvias.

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era "una del espacio". Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies