Marvel, del papel a la pantalla: El Capitán América (1944)

 

El Capitán América fue creado en 1941 por Joe Simons y Jack Kirby dentro de Timely Comics, la editorial que posteriormente pasaría a ser Comics. La intención del personaje era claramente patriótica y obtuvo un enorme éxito en el periodo de la II Guerra Mundial. El salto a la gran pantalla se produciría en 1944 de la mano de Republic Pictures.

Republic era una productora independiente especializada en cine de serie B y seriales. Estos seriales consistían en cortometrajes de 15 minutos que se proyectaban antes de las películas principales. Normalmente, eran cintas del Oeste, misterio o, como en este caso, de . La estructura consistía en situar al personaje principal ante un conflicto que siempre desencadenaba un cliffhanger, de esta manera se aseguraban de que si el espectador quería ver el final de la historia tendría que ir la semana siguiente de nuevo al cine.

El serial de El Capitán América fue toda una traición al personaje de la Marvel. De hecho, poco quedó más allá del nombre y ciertos aspectos del traje. El Capitán América de Republic era en realidad el Fiscal del Distrito Grant Gardner que se disfrazaba para combatir el mal. Nada de superpoderes, ni sueros milagrosos, ni armas sofisticadas, por no tener no tenía ni el icónico escudo. Una pistola y sus puños bastaban a Gardner para desmontar los maléficos planes del Dr. Maldor. Para acabar la faena, tampoco había rastro de los , los iniciales enemigos del Capitán América. Los esfuerzos de producción son evidentes y fue el serial más caro jamás producido por Republic. Pero la Marvel quedó muy descontenta con el producto ya que muy poco tenía que ver con el personaje de los comics.

Visto hoy día no pasa de ser una curiosidad, fruto de la época ya que las tramas, actuaciones y realización son de una candidez adorable. El carácter serial le da un ritmo vertiginoso a todo el conjunto, aunque 244 minutos repartidos en 15 capítulos hace que todo se termine convirtiendo en algo repetitivo. El serial es de dominio público y lo podéis encontrar en archive.org

Tendrían que pasar más de 30 años para volver a ver un personaje de la Marvel en pantalla. Ya seguimos el próximo lunes.

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era "una del espacio". Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies