La sexualidad en Frozen: el amor, la bruja y el armario

Acabo de terminar de ver Frozen (2013), y creo que es la única película de que se atreve a explorar la liberación sexual y actos de amor verdadero a los que la propia no nos tenía acostumbrados. Frozen es la primera película de de Walt Disney Animation Studios con una mujer de directora, Jennifer Lee, y quizá eso haya traído nuevos aires tras 90 años promoviendo los mismos valores.

A continuación, os contaré por qué, pero tengo que avisaros que hay spoilers de toda la película. ¡Proceded bajo vuestra propia responsabilidad!

Anna: Do you want to build a snowman?

Elsa no es como las demás niñas. Elsa nació diferente. A su hermana pequeña, Anna, no sólo no le importa, sino que le encanta jugar con Elsa cuando se muestra tal y como es y usa sus poderes.

Anna: Do the magic! Do the magic! This is amazing!

Se nos da a entender que la magia se manifiesta con más fuerza ahora que Elsa está dejando de ser una niña y entrando en la pubertad. El mundo de las hermanas cambia cuando tienen un accidente jugando y Anna sale herida.

King: Elsa, what have you done? This is getting out of hand!

El trol que salva a la niña, Pabbie, y que me parece que hace el papel del psicólogo (o «experto en amor», como se le llama en la película), nos da las claves para entender el viaje de Elsa:

  • Pregunta si lo que le pasa es una maldición o si nació así. ¿Es una fase o es innato e inherente a Elsa?
  • Señala que puede las heridas de la cabeza pueden arreglarse con persuasión, pero las del corazón son mucho más difíciles.
  • Les advierte que la gente puede reaccionar mal y perseguir a Elsa desde la ignorancia y el miedo, si se muestra tal y como es.

Pabbie: Listen to me, Elsa, your power will only grow. There’s a beauty in it but also great danger. You must learn to control it. Fear will be your enemy.
King: No, we’ll protect her. She can learn to control it, I’m sure. Until then, lock the gates. We’ll reduce the staff. We’ll limit her contact with people, and keep her powers hidden from everyone.

Difícil esconder a una princesa del ojo público. Para evitar que el pueblo le haga daño, y para proteger a Anna, sus padres le piden a Elsa que controle la magia que tiene dentro, que no sienta, que lo reprima. Los guantes, que supuestamente usamos para protegernos del frío, serán lo que mantenga el frío dentro de Elsa, lo que le hace especial, y le impedirán volver a sentir el tacto de las cosas y las personas que le rodean. Los reyes la encierran para que el mundo no vea lo que realmente es, y Elsa se encierra en sí misma para no hacer daño a la gente que quiere.

Elsa: But she won’t remember I have powers?
Anna: It’s for the best.

frozen elsa anna

La solución para que Anna se recupere es olvidar la magia de su hermana. Curioso que la «cicatriz» que le queda a Anna sea un mechón de pelo blanco, que suele asociarse con grandes disgustos.

King: The gloves will help. See? Conceal it.
Anna: Don’t feel it.
Ambos: Don’t let it show.

La mayoría de edad de Elsa trae la revelación de su verdadero yo. Anna le quita uno de los guantes, su barrera contra el mundo; y todos los sentimientos reprimidos, la reconexión con su hermana y su preocupación por ella, hacen que Elsa pierda el control. Sus poderes son malentendidos por la gente de su reino, y Elsa se exilia en la montaña más alta.

Y es en su peregrinaje cuando se siente libre al fin y «sale del armario». La escena de una Elsa tomando la montaña y deshaciéndose de todo lo que era es muy potente.

Elsa: Don’t let them in, don’t let them see. Be the good girl you always have to be. Conceal, don’t feel, don’t let them know. Well, now they know. Let it go.

Empezamos viendo a una muchacha que se siente culpable por no haber podido reprimir su tormenta interior, y terminamos con una mujer que se ha creado una nueva piel, y atraviesa sensualmente la puerta abierta de la fortaleza que ha construido mientras mira directamente a la cámara. Es hora de ser realmente ella.

Elsa: The cold never bothered me anyway.

Tras enterarse de la verdadera naturaleza de su hermana, Anna está más dispuesta que nunca a estar ahí para ella, pero al intentar convencer a Elsa de que no tiene nada de que avergonzarse ni esconderse, sale herida por sus poderes de nuevo, esta vez por su incontrolable frialdad, en el corazón.

Elsa: You belong down in Arendelle.
Anna: So do you.
Elsa: No, Anna, I belong here, alone, where I can be who I am without hurting anybody.

Y sólo un acto de amor verdadero podrá salvarla.

Y esta es otra de las diferencias de Frozen con las anteriores películas de Disney, que siempre nos han dicho que el acto de amor más potente y verdadero es un príncipe salvando a su desvalida princesa.

El amor verdadero en Frozen es el más puro de todos: el fraternal. Y es el amor que se tienen la una por la otra, a pesar de la distancia, lo que salvará a Anna y redimirá a Elsa.

Elsa: Anna, what do you know about true love?
Anna: More than you. All you know is how to shut people out.

Me parece que los muñecos de nieve que tienen cada una de las hermanas son muy simbólicos. Olaf es un parte de Elsa que vuelve a la vida para acompañar y proteger a su hermana durante su exilio. Olaf, a pesar de ser de puro hielo, representa la calidez que Elsa ha tenido que reprimir todos estos años.

Olaf: Some people are worth melting for.

Pero todo lo peor de Elsa también se manifiesta en otro enorme guardián de nieve, que representa los monstruos que tiene dentro, y que responderá al mundo exterior con violencia para protegerse de los ataques.

Fue el amor por su hermana el hizo que Elsa creara escenarios mágicos y muñecos de nieve para entretenerla, el que llevó a Elsa a encerrarse tantos años para protegerla, el que le hizo abandonar Arendelle para no hacerle daño. Pero, ¿qué hay del amor de Anna por Elsa?

Todo se congela cuando Elsa escucha que su hermana ha muerto por su culpa, lo que siempre ha intentado evitar. La tormenta deja paso a la calma de la más pura angustia. Y es entonces, en el momento en el que más vulnerable es Elsa, cuando ya no le importa morir, y Anna está a punto de perder la vida, cuando Anna hace la elección definitiva entre el hombre al que quiere y su hermana. Salva a su hermana, y ese es el acto de amor verdadero más puro y altruista, y es lo que rompe la maldición de ambas. Elsa se aferra a ella por todos los años en los que no ha podido tocarla, y el hielo del corazón de Anna se derrite con su calidez. El amor no era el problema, el amor era la solución.

Elsa: Love, of course. Love.

Tras sacrificar su felicidad la una por la otra, por fin las hermanas pueden ser felices unidas, siendo ellas mismas. Y esa es la belleza de Frozen.

 

CÓMPRALA EN AMAZON

No hay respuestas

  1. 6 abril, 2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Acabo de terminar de ver Frozen (2013), y creo que es la única película de Disney que se atreve a explorar la liberación sexual y actos de amor verdadero a los que la propia Disney no nos tenía acostumbrados. Frozen es la…

  2. 9 abril, 2014

    […] La sexualidad en Frozen […]

  3. 13 junio, 2014

    […] que reconocer que algo está cambiando en Disney. Tras la sorpresa que supuso el enfoque sexual de Frozen ahora nos presentan el punto de vista, lleno de complejidad, del personaje malvado de un cuento tan […]

  4. 6 noviembre, 2014

    […] de Devuelta y Alexliam se une la de Almudena Bernardos, Gellar, autora del exitoso artículo La sexualidad en Frozen. Almudena nos ayuda con su punto de vista femenino sobre una película que ha generado interesantes […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies