Jim Carrey baraja las secuelas de Dos tontos muy tontos y Como Dios

Que no vive uno de sus mejores momentos como actor es algo en lo que todos coincidimos. Ni a nivel comercial ni crítico. De hecho desde Eternal Sunshine of the Spotless Mind no levanta cabeza y de eso hace ya más de seis años. Una mezcla de pobres decisiones (Cuento de Navidad, Di que si) y mala suerte (Philip Morris, te quiero) ha sumido al actor canadiense en el más injusto de los olvidos. Por ello se plantea tirar de filmografía y recuperar dos de sus mayores éxitos: y Como Dios. Para la primera le gustaría volver a contar con . Nos parece muy bien. En cambio la idea de volver a Como Dios no nos gusta tanto.

Os dejamos con el de Mr. Poppers Penguins que estrenará este verano y que tampoco tiene muy buena pinta.

 

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era “una del espacio”. Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies