En el corazón del mar, un monstruo con nombre y apellido

 

Hay muchas historias basadas en libros famosos, en este caso un título de la literatura norteamericana del siglo XIX que se ha llevado a una pantalla de cine hace bastante tiempo. Hay muchos personajes de los que ya nadie se acuerda y que han caído en el olvido. ¿Quién recuerda a Gregory Peck en el papel del capitán Achab en la súper famosa película de 1956, sacada de la novela de Herman Melville de título Moby Dick? Era necesario un remake o por lo menos algún trabajo que hiciera referencia a tan importante marinero y a su mortal enemigo marino.

Al igual que el Capitán Garfio tiene al cocodrilo en Peter Pan, Achab siempre tendrá al gigantesco cachalote blanco como su adversario, aquel que le ha arruinado su vida y que le ha dejado heridas aun no cicatrizadas. Su sed de es lo único que le mantiene vivo, su obsesión no satisfecha.

En el corazon del mar

, respetado y oscarizado director, tiene su propia versión de lo que sucedió en realidad  con los tripulantes del Essex, una variante del Pequod. Por boca de un superviviente conoceremos los detalles del encuentro entre el barco y el monstruo y lo que sucedió después. Estos sucesos serán utilizados por un joven Herman Melville para construir su historia y la propia leyenda de Moby Dick.

Lo que comienza siendo en el film una rivalidad entre el capitán, un puesto adjudicado a dedo por posición social y familiar, y el primer oficial, el conocido , el Thor de la , por controlar el navío se convierte rápidamente en una sociedad a dos cuando toca enfrentarse a la gran ballena blanca. Entonces las diferencias se dejan a un lado y hacen bueno el dicho de que la unión hace la fuerza. Los dos bandos que se han creado por lazos de amistad o de parentesco tendrán que trabajar juntos por el bien común si quieren salir vivos de esa situación.

En el corazon del mar

Si esperan que la gran Moby Dick sea el personaje principal de todas estas fantásticas están muy equivocados pues aunque durante todo el metraje gire alrededor de todo y todos apareciendo y desapareciendo a voluntad ella solo es un eslabón en la cadena de incidentes que les ocurren a estos desgraciados marineros balleneros. Solo si la unimos a terribles tormentas y a mortales hambrunas entonces si nos podremos hacer una idea de aquello que trata de narrar nuestro querido amigo Thomas Nickerson con el rostro de Brendan Gleeson.

Este año parece que está de moda eso de poner hombre al filo de la muerte, como protagonista de una supervivencia sobrehumana, en lugares tan remotos y peligrosos como Marte, el Polo Norte o el corazón del mar ayudándose de una fotografía que roza en ocasiones el sobresaliente, como la del maestro Anthony Dod Mantle.

En el corazon del mar

Es interesante la manera en que Ron Howard ha mezclado el ritmo, la aventura y la atmósfera de films como Master and Commander o el drama personal de algunos marineros que jamás llegaron a puerto como ya vimos en La tormenta perfecta.

En realidad solo de pasada nos intenta mostrar la vida de un ballenero, sus técnicas de pesca con arpón y el negocio y la manipulación del aceite de ballena visto desde dentro, nunca mejor dicho ¿verdad Thomas? En el corazón del mar va de hombres curtidos en mil pescas que se enfrentan a la naturaleza representada en el cielo, mar y el reino animal con nombre propio. No solo eso, es la lucha que el ser humano tiene consigo mismo traicionando o no sus creencias ante los acontecimientos que ocurren a su alrededor y que ya vimos en otras producciones como Viven. ¿Hasta dónde llegaríamos por sobrevivir? Yo sé la respuesta, después de ver En el corazón del mar lo conocerán todos así que ¡todos a bordo! ¡Comienza el espectáculo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies