El extraordinario viaje de T.S. Spivet, Jeunet en estado puro

 

Es de agradecer que el espectador habitual que asiste al cine sea capaz de reconocer el director de la película que está viendo simplemente con la visualización de los primeros minutos de metraje. Muy pocos directores consiguen crear un discurso y una estética tan personal, tan única y tan inconfundible. Jean-Pierre Jeunet se ha ganado una posición entre estos grandes directores. El creador de Amelie, Delicatessen o Largo domingo de noviazgo vuelve a la gran pantalla este fin de semana con una película muy bella sin renunciar a la diversión y al entretenimiento.

El extraordinario viaje de T.S. Spivet es una road movie, una historia de superación y de autodescubrimiento. A mi parecer está concebida como una reinterpretación de Los Viajes de Sullivan, la gran película de Preston Sturges. Ambos protagonistas recorren EEUU en tren: el director de cine disfrazado de vagabundo se convierte, en la película de Jeunet, en un niño de diez años superdotado. El viaje como aprendizaje, como mecanismo para huir del día a día impera en los dos largometrajes. Sulivan vive un descenso a la pobreza para analizar las clases bajas; T.S Spivet emprende un éxodo rural en busca de la gran metrópolis, del mundo moderno, donde su intelecto puede ser reconocido y admirado. Pero el viaje también es metáfora de reconciliación, con uno mismo y con las personas que forman parte de tu vida. T.S Spivet lleva una gran carga encima, que le obliga a huir de su familia con tan solo 10 años y emprender la gran aventura de su vida.

El extraordinario viaje de T.S. Spivet

Al cinéfilo le puede gustar más o menos el discurso que Jeunet transmite con sus películas. Films, la mayoría de ellos muy críticos con determinados aspectos, pero que están empapados de un humor, un cariño y una magia (por así decirlo) cuyos orígenes se encuentran en el mundo del cómic. Por esa razón el mensaje trascendental de algunas de sus obras puede en ocasiones difuminarse o verse sobrepasado por su peculiar tono e interpretación. Pero más allá del discurso y mensaje elaborado en torno a sus obras, resulta innegable la belleza estética que consigue transmitir. El extraordinario viaje de T. S Spivet es una obra muy hermosa desde un punto de vista estético y artístico. La dirección de fotografía junto a la planificación de los planos crea unos retratos paisajistas, tanto urbanos como campestres, de una belleza extraordinaria. Pero la belleza no es la única característica del estilo de Jeunet, las fugas surrealistas, la infantilización de las secuencias o el humor absurdista están presentes en su última película y prácticamente en toda su obra.

Otro de los elementos positivos a destacar de la película es la magnífica y sorprendente interpretación de Kyle Catlett. El joven actor consigue hacer de T. S Spivet un personaje totalmente conmovedor, divertido, inocente y sobre todo creíble. Entre el elenco de actores destaca cuya extravagancia a la que nos tiene acostumbrados no está explotada por completo; y Judy Davis, en un papel logrado de asistente repelente del niño prodigio.

El extraordinario viaje de T.S. Spivet

El espectador no encontrará en El extraordinario viaje de T.S Spivet la mejor película de Jeunet. Hay varios aspectos que fallan o cuya fuerza es insuficiente. Básicamente el mensaje crítico contra la infancia desatendida o contra las falsas apariencias que la obra parece transmitir queda eclipsado por el estilo de Jeunet y un tremendo happy-end. Pese a ello es una obra muy bella y divertida en muchos sentidos, impregnada por el estilo de probablemente uno de los cineastas europeos contemporáneos más importantes.

Carlos Murcia

A los 14 años descubrí mi pasión por el séptimo arte. Desde entonces nadie ha conseguido despegarme de la gran pantalla. Apasionado no solamente del cine sino también de las series de televisión, los mediometrajes, los cortometrajes, los documentales o cualquier tipo de representación audiovisual. Fiel devoto de Lars von Trier, admirador del cine japonés y de los grandes directores clásicos y de la modernidad. En definitiva, amante del cine como fuente de sabiduría con la que aprender y crecer como persona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies