El discurso del rey, soporífera historia de superación

 

Antes de nada y a modo de disclaimer tengo que decir varias cosas. Por un lado he de confesar que no me gusta el cine histórico en general. Por otro lado cuando me enteré que se había llevado el Oscar me cabreé mucho, me jodió bastante que le dieran el premio a una película con un planteamiento tan clásico en vez de arriesgar y dárselo a Black Swan, para mi infinitamente superior a esta.

Dicho esto y leyendo el título de la entrada os podéis imaginar que me ha parecido la película, pero voy a intentar detallaros los motivos para que esto no se quede en algo vacío, aunque tampoco estaría de más.

La película en si está bien, está muy bien rodada y se nota que hay mucho trabajo detrás de ella. Sin embargo tiene ciertas lagunas que desmerecen el total. Por ejemplo hay muchas escenas que no aportan nada a la trama y que además son aburridas.

Por otro lado hay personajes que para mi sobran, como Eduardo VIII, que aunque tenga que estar ahí porque la película está basada en un hecho histórico no significa que aporte algo. No aporta nada, un personaje sin más del que se podría haber sacado más partido.

Otro tema bastante interesante es la relación entre Lionel y Jorge VI. En la película en ningún momento se muestra ninguna química entre ellos, de hecho su relación es bastante violenta, por decirlo de alguna forma. Sin embargo, al final de la película se muestran unos mensajes diciendo que Jorge VI y Lionel mantuvieron su amistad durante muchos años. Yo solo puedo decir ¿que amistad? En ningún momento creo que se pueda interpretar de que entre ellos haya amistad.

Luego tenemos el personaje de Helena Bonham Carter. No estoy muy familiarizado con esta actriz, pero el personaje que interpreta, según tengo entendido. fue imprescindible para solucionar los problemas que tenía Jorge VI. En la película tampoco es que salga mucho, pero además sus aportaciones no es que sean memorables. Esto ya no se si es un problema de la actriz en si o de la construcción del personaje.

En cuanto a como transcurren los acontecimientos en El discurso del rey creo que algo falla. No sentí que Jorge VI mejorará conforme pasaban las sesiones con Lionel y de repente, sin comerlo ni beberlo nos encontramos en la escena final y con el rey haciendo un discurso con una pronunciación y fluidez digna de Vince Vaugh. Algo no me cuadró ahí.

No podía dejar pasar la oportunidad de decir que tanto como están magníficos en sus interpretaciones. No tengo ninguna queja en ese sentido, pero creo que, no se si por culpa de un mal guión, la relación entre ellos, como decía antes, carece de cualquier química. No me malinterpretéis, no esperaba una buddy movie, pero si otra cosa.

Finalmente decir que aunque yo no sea el target para este tipo de películas tienen un público, y un público muy amplio y creo que no quedarán defraudados cuando la vean. Sin embargo para un público general El discurso del rey carece de cualquier ritmo que podría despertar ningún tipo de interés.

alexliam

Enamorado del cine desde que tengo uso de razón, mitómano al máximo, comprador compulsivo de blu-rays, adicto a las series de la HBO, fan hasta la muerte de la comedia norteamericana, uno de los pocos que aún van al cine…

Entre mis favoritos en este mundo fabricado con sueños (que típico, ¿no?) están Darren Aronofsky, M. Night Shyamalan, Woody Allen y Ben Stiller, entre otros muchos, muchísimos.

No hay respuestas

  1. erubio dice:

    Buenas

    siento discrepar contigo… no he visto black swan, que seguro que es genial, pero a mí si que me gustan las historias de superación. Y me gusta que las historias sean sencillas, algo “muermo”, si quieres (el otro día leí un artículo que decía algo así de estas pelis donde no salen tórridas escenas de amor ni violentísimas escenas de acción; pelis donde aparentemente no pasa nada, y sin embargo, pasa… vaya si pasa!). Este tipo de cine es…cómo decirlo… muy británico, pero a mí me gusta, porque ¿cuántas oportunidades tenemos de ver a estos actorazos interpretando papeles desnudos, reales, carismáticos… Igual no sé explicarlobien (no como vosotros dos, me temo), pero quería decirlo, un poco porque así lo pienso, y un poco porque Paquito sepa que os sigo y os leo. Y que he ido al cine (jeje).

    • Paco Casado dice:

      Estimada Esther:
      No tenemos nada en contra de las películas donde parece que no pasa nada. Yo también soy un gran admirador del buen cine británico de época. De hecho creo recordar que a los dos, me refiero a ti y a mi, siempre nos encantó Regreso a Howard’s End. El problema de El discurso del rey, y ahí coincido con Alexliam, es que no pasa de ser una película simplemente correcta. Con unos actores sublimes y una ambientación muy cuidada. Pero no pasará a la historia. En un par de años nadie se acordará de esta película, cosa que si sucederá con Cisne negro o La red social, películas infinitamente superiores a esta. Pero vamos, es una opinión.

  2. Paloma Cárdenas dice:

    Es una película muy bien hecha pero muy, muy lenta. Amén a todo lo que has dicho.

  3. ElGekoNegro dice:

    Cago en la leche… a mí se me pasó volando. Me encantó y no me hubiera importado que durase un poco más (sino fuera porque la persona con quien la vi se estaba meando y deseaba la llegada de los créditos como agua de mayo).

  1. 8 julio, 2011

    […] a ser sincero, no me gustan las películas biográficas históricas, como pudisteis leer en mi crítica de El Discurso del Rey. Creo que este tipo de películas tienen una seriedad y solemnidad artificial que me hacen […]

  2. 30 diciembre, 2011

    […] El drama es el justo para la historia que se plantea, las interpretaciones son soberbias y todo el tema de ambientación está tan bien llevado como un generoso presupuesto permite. Se agradece que la falta de pretensiones por parte del realizador le lleve a una puesta en escena funcional pero dinámica sin necesidad de perderse en florituras estilísticas al peor estilo de El discurso del Rey. […]

  3. 8 febrero, 2012

    […] segundo lugar, como en El Discurso del Rey, vemos como el personaje tiene que enfrentarse a todo el mundo y a si mismo para superar un […]

  4. 31 diciembre, 2012

    […] este hombre le robó un Oscar como mejor director al mismísimo David Fincher por la sobrevalorada El discurso del Rey. De verdad que no salía tan cabreado de un cine desde hace mucho […]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies