DocsBarcelona: Democrats, lucha por la democracia

 

Atentos a los desastres políticos a los que nos están acostumbrando dentro de la comunidad europea, uno a veces se olvida de la existencia de decenas de países en vías de desarrollo o ya civilizados que viven bajo dictaduras infinitas. Democrats nos acerca al panorama político de Zimbabwe cuyo presidente, Robert Mugabe, lleva al frente del país más de 28 años. Su partido solo tiene un rival político al que hacer frente, y aunque en los últimos años ha ido perdiendo votos, Mugabe se ha encargado de reprimir abusando de su poder al partido de la oposición. Zimbabwe vive bajo un régimen totalitarista y el pueblo está cansado. Mugabe, sabiendo esté malestar, accede a la creación de una nueva constitución para el país pactada entre los dos partidos políticos principales.

Democrats

Democrats se centra en este proceso de creación que lleva varios meses de trabajo, y que enfrenta a dos representantes de cada partido que harán valer sus intereses y los plasmarán en la nueva constitución. La lucha por una democracia real se enfrenta a los intereses de un partido que lleva gobernando demasiado tiempo como para querer marcharse. Pero incluso el representante del partido gobernador que elabora la constitución es consciente de que Zimbabwe necesita un cambio y hace todo lo posible por ser justo y tener en cuenta al pueblo. Pese a sus diferencias políticas, poco a poco se irá forjando una gran amistad entre los dos encargados principales de la redacción de la constitución y ambos lucharán por una democracia y un país mejor.

Democrats tiene varios puntos fuertes en cuanto a formato y lo que narra. El estilo nada invasivo de la documentalista danesa Camilla Nielsson, permite que las personas a las que analiza con su cámara se desenvuelvan de una forma totalmente natural y real. La cámara está siempre presente pero no interviene, solo observa y escucha. Por otro lado la historia narrada tiene un enorme poder y captura el interés del espectador de inmediato. Es equiparable a algunas de las mejores ficciones políticas como El ala oeste de la casa blanca o House of cards, solo que en este caso se el objeto es un país marginado que lucha por crear una democracia; y lo mejor de todo es que lo que nos narra es totalmente real y verídico.

Carlos Murcia

A los 14 años descubrí mi pasión por el séptimo arte. Desde entonces nadie ha conseguido despegarme de la gran pantalla. Apasionado no solamente del cine sino también de las series de televisión, los mediometrajes, los cortometrajes, los documentales o cualquier tipo de representación audiovisual. Fiel devoto de Lars von Trier, admirador del cine japonés y de los grandes directores clásicos y de la modernidad. En definitiva, amante del cine como fuente de sabiduría con la que aprender y crecer como persona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies