Cuatro películas de Casinos (y poco glamour)

Los casinos no son siempre ese lugar de glamour, lujo y buenos modales que se ha encargado en mostrarnos el cine, como podemos ver en el Top 5 de GuiaCasino. Nosotros, para llevar un poco la contraria, hemos decidido descubriros cuatro películas de casinos que desmitifican a estos templos del juego.

 

 

 

 

 

 

 

 

Showgirls

películas de casinos

En 1995 Paul Verhoeven puso una bomba en los mismos cimientos de Hollywood (y de paso en los de su carrera) al ofrecer una de película que reflejaba el mundo hortera y de mal gusto de las bailarinas y carabareteras de Las Vegas. Todo un exceso de sexo, drogas y malas personas con el que se nos quitaban las ganas de ir a Nevada. Lo que sí está claro es que la película no se entendió como realmente era: una parodia al más puro estilo ZAZ escondida dentro de un remake de Eva al desnudo. Normal que fuese un fracaso.

Very bad things

películas de casinos
Antes de que nos fuésemos de Resacón en Las Vegas ya tuvimos a un grupo de amigos liándola parda en un casino de relumbrón. Una despedida de soltero que se va de las manos pero de verdad: muertes accidentales, mutilaciones y asesinatos a sangre fría bañados de un brutal humor negro que hacen que la juerga del Wolf Pack de la trilogía de Todd Phillips parezcan unos santurrones. Y además con Christian Slater completamente pasado de rosca que es cómo nos gusta verlo.

El buen ladrón

películas de casinos

Pasamos de la brutalidad americana de Very bad things a la sensibilidad europea de El buen ladrón. El irlandés Neil Jordan nos cuenta la melancólica historia de un ladrón americano interpretado por el magnífico Nick Nolte que ve como última salida a su desgracia aceptar el robo de un casino de Montecarlo. Por el camino se desenganchará de la heroína y tendrá tiempo de arropar bajo su maltrecha ala a una joven rusa. Romántica, dura y al mismo tiempo sensible, El buen ladrón es una de esas pequeñas películas a reivindicar.

Revolver

películas de casinosTras el traspiés creativo de su matrimonio con Madonna y la inefable Barridos por la marea Guy Ritchie echó el resto con la psicodélica y surrealista Revolver. Jason Statham es un jugador profesional que decide vengarse de Ray Liotta, el dueño de un casino que le mandó a la cárcel. Planteada como una partida de ajedrez con continuos saltos en el tiempo Revolver supuso una radical vuelta de tuerca a las películas de robos, jugadores y gangsters que recibió horrendas críticas. De todos modos dentro de lo fallida que es la película merece la pena recuperarla por su originalidad.

Paco Casado

Con cuatro años insistí a mis padres en que tenían que llevarme a ver Superman II a pesar de estar yo con 40 de fiebre. Mi padre me quiso meter a ver Conan, el bárbaro con cinco años y el portero del cine, sensatamente, no le dejó. Otro día me llevó a ver Octopussy y Licencia para matar y me fascinó James Bond. Sin contar con el día en el que con nueve años nos sentamos a ver 2001 porque pensábamos que era "una del espacio". Con catorce años hacía pellas en el instituto para irme por la tarde al cine. Y así podría seguir con mi educación emocional y contaros cómo el cine está asociado a mi vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies